jueves, 17 de octubre de 2013

Cuando el derecho está torcido

Recién leí un chiste, una persona en un autoMac que decía "soy hijo de desaparecidos, agrandame el combo". Me reí, por supuesto. El ingenio popular es rapídísimo y toma lo que le ofrecen y cabandié ofreció prepotencia y algo llamado argumentum ad verecundiam (apelación a la autoridad), y sale el chiste. Pero en el fondo es triste. Porque se banalizan cosas importantes como pasa siempre que usamos como si fuera un trapo la historia, cuando dejamos que se apropien de una bandera que no es de un gobierno sino de todos. Y que, como dice este post, no se reduce a una época histórica, no hay que reivindicar sólo lo que sucedió, los derechos humanos son derechos siempre y valen para todas las personas a las que esos derechos le fueron vulnerados.
Derechos humanos for dummies, es el post al que hago mención.

No hay comentarios.: