domingo, 27 de enero de 2013

Huevo

Haciendo prehuevo en el hotel con vistas al huevo-party en lo de Ráuli.
Pocas cosas buenas tiene el Féis, una de ellas es facilitarte el encuentro con amigos a los que no veías desde hace 20 años.

6 comentarios:

Principito dijo...

Lo que no hace féis es amortiguar el impacto de verse 20 años después. Debería al menos advertirte con mensajes del tipo "Guarda que el tiempo pasa y hace estragos".

Como sea... que genial esa sensación de conversar con alguien que conocemos pero que ya es otra persona

efa dijo...

hola Alex, que buena la pollaroid, tiene un viso muy viajero que me gusta.
Besos

Alex dijo...

Principito!! Cómo estás?
Sí, es cierto, pero Raúl está igualito, salvo el pelo blanco en canas.
Y sí, es cierto también. La fantástica paradoja es la sensación de continuidad, como si el vínculo no hubiera estado interrumpido 20 años. Ni un silencio incómodo ni un pensamiento interno del tipo "qué mierda hago acá y cómo me voy?"

Besotes y gracias por pasar :)

Alex dijo...

jajajaja, gracias Efa!

Tirada en la cama probando la aplicación blogger del smartfonito.
Y después, asado, pileta, vinito y amigos.

Besos!

Marina dijo...

a mi me prometiste por face una visita hace meses!
no quiero ser una pasa de uva cuando eso ocurra ;)
(no se qué pasa pero blogger no me avisa de tus actualizaciones)
besos

Alex dijo...

Marina :(
ay sí!!, iba a ir en febrero, lo único que me faltaba era avisarte, pero surgió un problema que después te contaré.
Pero voy a ir, no sé si ahora antes del 26 (ese día la operan a mi mamá) o en mayo, luego de ver si podés en esas fechas.