miércoles, 14 de diciembre de 2011

domingo, 16 de octubre de 2011

Blog Action Day 2011

Este año el Blog Action Day coincide con el Día Internacional de la Alimentación, por eso los organizadores de esta jornada decidieron que el tema que los bloggers vamos a poner a circular tenga que ver con la alimentación.

En el FB de una amiga encontré este video que se inscribe en la campaña Experimento Comparte - Acción Contra el Hambre. Acá lo dejo:

martes, 6 de septiembre de 2011

Té de Té

Hoy es uno de esos días en que encontrás conejitos en las tazas.
A partir de ahí, cualquier objeto, un peine, por ejemplo, es presagio de una inundación de maravillas.
Encontrar un conejito en tu taza del desayuno hace que te crezcan bigotes en los pies y una piel peludita te nace con ganas de ser acariciada. Como una primavera que explota en hierba y frío que se va, dejando un aire de colores y tu nariz oliendo eso que te lleva a tu infancia. Canela para mí.

Hoy, el cielo azul sin nubes y esa cosa diáfana que tiene la verdad de cada uno hace juego con las ganas. Entonces, inventás una carrera de vos contra vos y los dos ganan. O los dos pierden. O uno gana y otro pierde y se consuelan sentados en el cordón de esa vereda. Esa, la que estrenó tu mirada adolescente y rodó sobre tu primer sueño. -El primer sueño es importante -dice el conejito en tu oído y se distrae con una zanahoria que salió de tu cabeza. Y no te importa, al menos es una zanahoria y no el papafrita ese que hace media vida te quitó una ilusión.
Pero como hoy es un día de conejitos peludos, eso no importa. Te sentís con anhelos bien dispuestos. El dueño de Excalibur. Y salís al ruedo con una sonrisa que te atraviesa la cara y hoy tu cara es tu alma. Nada mejor que eso, alma y espadas mágicas. Nada de tonteras como racionalizar el tiempo, si el tiempo es sólo esto que te/me pasa, un abanico incierto de todas las posibilidades y la posibilidad de un acierto feliz. ¿Qué más?

Mucho más. Y sin echar nada de menos. Ni siquiera la galera. Hoy los conejitos habitan tazas como sueños. Sueños que saltan entre patas blandas y se mecen en orejas suaves. Y te hacen cosquillas de nariz húmeda justo en el centro de ahí, el lugar que te hacer ser quién sos.

domingo, 14 de agosto de 2011

Flush

Volvíamos del campo escuchando música, para ser más precisa, ésta canción,



cuando, de pronto, me da unas palmaditas en la pierna, entonces, le presto atención a la letra... "your body is a wonderland..."

Este hombre logra que me enamore de él cada día. El esposo no mató al novio.

lunes, 25 de julio de 2011

Nos queda pendiente una revolución

Y claro. Se le cayeron las rayas. No todas, pero las suficientes como para que se pregunte ¿y esto?

Así deben estar algunas fuerzas políticas, preguntándose qué pasó. Algunos van a negar; van a acomodar la derrota remarcando que perdió él pero ganó ella; dirán que esto no afecta en lo más mínimo nada de nada. El que perdió, todo un caballero, aclaró que no hay traidores -como si a Lole le calentara...¿algo le calienta al Lole?-; que el candidato es el que se tiene que hacer cargo de la derrota -¿un palito para Filmus?-; y, fundamentalmente, felicitó a los ganadores. casi me da un soponcio. Este hombre no es kirchnerista de pura cepa me dije entre mí y efectivamente, el señor es peronista y luego adepto a la cosa transversal que inventaron los Kirchner. Desbarrancó cuando le atribuyó al Néstor una frase de Perón, cuando dijo que ganaron en todas las comunas, aunque acá puede que yo haya escuchado mal y que se haya referido a que retuvieron las que ya tenían, y cuando transformó en triunfo el aplastante fracaso. Aunque soy mala, ellos son de ver el vaso lleno, por eso hacen hincapié en que ganó esta chica Bielsa y no en que, como fuerza política, perdieron. Todo sea por consolidar el mensaje: los votos son de ella. Como no pueden ser los "de" Ella, porque para eso hay que esperar a octubre, son los de ella. Aunque si hubieran ganado "eran" de Ella. Como perdieron, no son de Ella, son de algún otro con el que no tenemos mucha conexión, ¿viste?
Mirá que yo trabajé años en política y nunca fui testigo de una visión tan utilitarista de los compañeros. Pero claro, me olvido, no son compañeros; para ser compañeros hay que ser peronistas.  El otro no vale nada si no aporta a la Corona lo que sea que tiene que aportar. El kirchnerismo te abandona. Y si te convierte en enemigo, cagaste. Todavía estoy pensando en qué pasará con la autocrítica de los "intelectuales" de Carta Abierta. ¿Les darán una patada en el orto o imitarán el ejemplo y tomarán la sana costumbre de ejercer la mirada crítica también hacia adentro?
De hecho, las palabras de María Pía López son un rapto de lucidez absoluta impensable en alguien de La Cámpora o en Fernández, por poner algunos pocos ejemplos: "No hubo construcción política en la ciudad. El macrismo, desde el discurso de la no política, hace política territorial, va a los barrios. Y nosotros, que tenemos un discurso político, no hacemos política."
Billetera mata galán, dice el dicho. No se puede hacer política sólo pagando y con anuncios rimbombantes o con subsidios y asignaciones. Hace falta más.

Otros, todavía deben estar desfrunciendo el culo. ¡Qué susto! Por poco les gana Miguel del Sel. Buen laburo el del MiDaChi. Sin aparato, sin estructura, mirá la elección que hizo, el chabón.

Así que, por un lado, tenemos el triunfo del socialismo, de la centroderecha y atrás lejos, el triunfo de la transversalidad hiperprogresista. Digo triunfo para ponerme a tono con el discurso oficial, donde ganan los que pierden y los que ganan, a cagar.

Evidentemente, la gente no entiende el "modelo" y yo sospecho que es porque el dichoso modelo no existe. Y eso nos deja en el horno, muchachos, porque si no entendemos el modelo o lo negamos, es porque porque somos reaccionarios, traidores, le hacemos el juego a la derecha (cómo si ellos fueran izquierda, por dios), mala gente, desestabilizadores, amigos de Clarín, y de cuanto medio o multimedio que no sean los medios o multimedios amigos del gobierno -¿qué te creías, que el gobierno sólo tiene a 1,2,3 o como sea?-.

¿Mi opinión personal?

Nos queda pendiente una revolución.

¿Qué es revolucionario hoy?

Hacer lo posible, porque ni siquera lo posible está hecho. Mirá que utopía tenemos: hacer lo posible. No sé si reírme o largarme a llorar.

Salud. Educación. Trabajo. Seguridad y justicia. Esto que es básico, esto no está. ¿Si pienso que es culpa de los gobiernos K?

No.

Es el resultado de décadas de desatención, de corrupción, de egoísmo, de falta de proyecto, de ausencia de Estado. Porque no hay Estado. Métanselo en la cabeza. El que crea que la Argentina es un Estado nacional sufre de delirios. En la Argentina lo que hay es una sucesión de gobiernos. Una sucesión de gobiernos no hacen un Estado. Lo que es culpa de los gobierno K es tomarnos por imbéciles y tratar de hacernos creer que  tienen un "modelo" que ha solucionado todos los problemas del país y que los problemas que no se solucionan son culpa de los medios. De hecho, usan tanto esa frase que estoy empezando a creer que la que gobierna es Ernestina disfrazada.

En fin, que nada, que ya me aburrí. Que en agosto tengo que ir al pueblo a votar en las primarias -qué yanqui-, que en octubre tengo que volver a ir, con la triste sensación de que vote a quien vote, es al pedo.

lunes, 11 de julio de 2011

Uno más

Todo comenzó comenzando. Un buen día quise surfear la ola bloguera y abrí una cuenta. En esa época, todo estaba en inglés y tenías que editar a mano el código html. Chirusa fue mi aliada invaluable, la que me enseñó a usar el código, a subir música en servidores, a jugar con las plantillas y acomodarla hasta que me expresara. Y además, ahora es mi amiga.
Esas cosas me regaló este pedazo de la matrix: amigos.

Este blog ha sido el registro de mis últimos cinco años. Lloré, me enojé, despotriqué, me alegré, me apasioné, demostré mi amor, mi interés, mi odio, me maravillé. Y abrí más blogs, por supuesto. pero ninguno como éste. Éste no tiene igual porque me los trajo a ustedes y me devolvió mis palabras. Me dejó espacio en el tiempo. Me ayudó a destejer fantasmas. A pensar lo impensable. A desparramar la emoción por aquí y por allá.

Amor profano soy yo. Amor profano sos vos. No hay manera de despejar la X. Menos mal, porque en el cruce, estamos todos.
Sépanlo. Cada uno de ustedes me habita en mayor o en menor medida.


miércoles, 6 de julio de 2011

Puf

Ya se terminó. Ya la operaron y los fantasmas se fueron por donde sea que hayan venido.
Agradezco los llamados, los mails, los mensajes de texto, los mensajes privados en el feis, los mensajes en el muro, porque me animaron a mí y a la petisuí, porque dan cuenta del gran cariño que circula por allí. Y el amor se agradece, che.

Yo tenía miedo. Había personas que en su intento de animar no tenían en cuenta que el miedo no puede racionalizarse. Se siente y como me dijo Zorgin, con el miedo no se negocia. Y más difícil se vuelve cuando a tu propio miedo se le suma el de tu hija. Cuando te dice, de golpe, en la calle, "¿y si algo sale mal y no los veo más?" refiriéndose a los hermanos, al padre, a mí. Y se larga a llorar.  Entonces, te ponés a hablar de la parca sin nombrarla. Le reconocés su existencia y empezás a hacer planes para plantarle cara y pelea. El "todo va a salir bien" no funciona con los chicos, porque atrás de eso viene "¿y cómo sabés que va a salir bien?". Y el concepto de esperanza, es muy lindo, pero tan frágil. Convengamos que uno quiere una esperanza de catedral gótica que se sostiene incólume a través de los siglos. O sea, algo concreto, que se pueda ver y tocar. Y si encima te hacen firmar un papel en que te confirma claramente que aquello que te causa terror es algo que puede llegar a ocurrir, lo lamento, señores, pero yo me cago en las patas. Y no me llevé a mi hija de ahí porque decidí que mi esperanza era como las pirámides de Egipto y que había que operarla para que no se quedara sorda.

Así que me armé de coraje y la acompañé al quirófano. Se resistió todo lo que pudo y en el número diez, me buscó con los ojos, nos miramos y se durmió. "Dale un beso", me dijo la anestesista y me rajaron.
Fui a la habitación y mi amiga, que no tenía señal en la fundación había salido a hablar por teléfono. Le comento a esposo que la anestesista había comentado algo que me preocupó y eso llega la amiga-madrina con sanguchitos. No habíamos terminado de morder el segundo que llega Z, despierta y en pleno ataque de pánico, hiperventilando mal, ahogándose, llorando, los ojos enormes por el susto y sollozando "me ahogo mami, no puedo respirar", entre bocanadas de aire con ruido a tos de perro. Justo como si estuviera en un falso crup. No le deseo el falso crup a nadie, ninguna madre debería pasar por eso con su hijo y menos si es bebé.
La agarro a la anestesista y le empiezo a gritar "que le hiciste a mi hija", la mina explicándome que todo bien, que le dieron todo lo que había que darle, que estaba perfecta. Pero yo no la veía perfecta, la veía en pánico, llorando y ahogándose. Todo mal. Salgo para calmarme, mi amiga conmigo y el padre con la criatura haciéndose cargo de la situación. Un minuto después yo estaba adentro y entre los dos logramos que se durmiera. La manito aferrando la de la padre. Y ahí se quedó esposo, como una hora sin soltarla.

Después sí, claro que sí, el todo va a estar bien se cumplió a la perfección. Se despertó, vomitó todo lo que tenía que vomitar, tomó helado que volvió a vomitar. Esperamos a que nos dieran el alta y llegamos a casa. Cuando se dio cuenta que lo único que podía comer eran healdos y postrecitos, gritó "odio esta dieta".
Ya recuperó el habla y su humor cambiante, se despidió del pañuelo, adminículo que fuera su fiel compañero durante cuatro años porque YA no lo necesita. Maravilloso. (Y nos dio una ternurita bárbara cuando ya casi afuera de la habitación rumbo al quirófano, volvió para buscar su pañuelo y se lo llevó apretadito en el puño). Y también, recuperada la confianza de la madre en un próspero futuro y larga vida a la princesa, se le cortó de cuajo la moratoria, esa cosa de suspender el reto por quilombera y desordenada porque "pobrecita" está en el post operatorio. Ya todo volvió a la normalidad, ya le quiero cortar la cabeza por los berrinches, ya es mi princesa de carne hueso, con su sonrisa de dientes torcidos y sin aparatos todavía por las dudas que la hagan sangrar, con su actitud demandante como si fuera el centro del universo, rompiendo las bolas cada quince minutos con un mamiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii que es música de los cielos en este purgatorio que es la vida.

miércoles, 29 de junio de 2011

Cuándo

Había algo sin definir, algo así como una cadena de alegrías nebulosas.
No era, siquiera, una interdicción.
Bruma.
Una suerte de imposibilidad, como si te soñaras en un sueño que se sueña a sí  mismo.
Hombre de vitruvio.
Simetría.
Número de oro.
Una cascada flamígera.
Un montón de respuestas esperando preguntas.
Yo.
Vos.
El mundo cimbrando.
Te imagino así, como el mundo dice: flexible.
Y digo cuándo.

Y este posto viene de ACÁ.  Que claramente es otro de mis blogs.

Y se escucha con:

martes, 21 de junio de 2011

Miedo

Mi niña es así. Intermitentemente bella, curiosa, feliz, malhumorada, decidida, tenaz y confrontadora. Y cuando no tiene argumentos, los inventa con una facilidad pasmosa. Dueña de una energía irrevocable, de una imaginación a prueba de maravillas, te cuenta cualquier desatino con la actitud circunspecta del que se sabe dueño de la verdad. Porque para ella las probabilidades son hechos determinantes. Z ve el mundo en sucesión multicolor y maneja el "sí o sí" como se le canta, generalmente a favor de ella. En su mundo conviven lecturas de la serie Robin Hood, dibujos de hadas, cuentos de zombies, historias de dragones violetas con botas y Sherlock Holmes, amén de Herman Melville, Charlotte Brontë, Edgar Alan Poe, entre otros que le leí o leyó sola (versiones abreviadas, obviamente). Salió tan hermana de sus hermanos que da impresión. De la mayor, heredó (aunque yo puse mi parte), el amor por las historias y los libros. De la del medio, "hijitos", esa cosa Susanita del siglo XXI, pero vintage, no jodamos. Del hermano mayor, la música, aunque no el ritmo y del menor de los varones, el registro visual de lo que le llama la atención. Además de escribir sus propios guiones. Y cierta capacidad -en desarrollo- de la ironía y la rapidez para las respuestas; ahí tiene al mejor maestro, el padre. Mi hija es, si no fuera por las faltas de ortografía y alguna que otra tara -como, por ejemplo, su tendencia a no contarme las cosas, sobre todo si le fue mal en un examen, cosa que justifica diciendo que como sabe que no me voy a enojar por la nota que le pongan...; y la maldita rapidez con que pasa al malhumor cuando las cosas no son como quiere o espera- un dechado de virtudes.
Es hermosa. Es inteligente. Es buena. Es capaz. Es. Y es mía. Todavía es mía, cada vez menos lo reconozco, pero...
Y yo estoy, definitivamente, en el horno. Y cagada hasta las patas. Sin motivo alguno, lo sé. Pero el miedo está instalado desde hace casi un mes cuando me dieron la fecha de operación.
A mi pequeña hija la operan el 4 de julio. De una recontra boludez, lo sé, lo sé, lo sé. Así que no me lo digan. Pero me la van a dormir con anestesia general. Yo voy a estar ahí viendo cómo se duerme, cómo se hunde en la inconciencia.  ¿Y si al ver que le pasa eso se asusta? Yo me voy a quedar con sus ojitos asustados y ella con mis ojos reteniendo miedo y lágrimas.
Tengo pesadillas, me despierto llorando y medio ahogada por ese llanto incipiente diciendo "¿dónde está Zoe?" y Gabriel que me dice "shhhh, está todo bien, está durmiendo, andá a verla". Y yo me levanto con la garganta hecha un nudo y la miro dormir y le doy un beso tratando de no despertarla.
Me quedan dos semanas de angustia.
Estoy, literalmente, aterrada. Verán por qué lo del pelo verde me importa una soberana mierda.

viernes, 17 de junio de 2011

Entregarse a la experiencia, las pelotas.

Cualquiera que me conoce sabe que yo me entrego a la experiencia. Me dejo fluir con las circunstancias -bueh, tooooooodas lo que se dice toooooooodas las circunstancias no, convengamos que de algunas hay que correrse, huir, dejar pasar, lo que cuadre- y no me hago demasiado problema con lo que tiene solución. Por ejemplo, si me corto el pelo y no me gusta, no me hago problema porque el pelo crece, me lo tengo que bancar hasta que crezca y punto. Peeeeerooooooooooooooooooo...

...cuando al flequillito de boludita que te cortaste porque te quitaste el rubio de la cabeza le agregás un color caquita de primera comida semisólida, que es como te quedó cuando al rubio que te costó TRES años conseguir le pusiste un rubio oscuro que en NINGÚN lado decía ceniza, te querés matar. A falta de matarme por semejante huevada, me niego a entregarme a la experiencia, me quejo cada mañana cuando me miro en el espejo mientras me lavo los dientes y puteo en arameo al verde sorete que flamea en mi cabeza que no me molesta por verde sino porque no elegí tener el pelo de ese color. Que si yo lo hubiera decidido, otro gallo es el que cantaba. Porque, vamos, si he salido a la calle con bordóses flúo, mirá si un verde sorete me iba a amilanar.

En fin, que lo tenía que contar porque lo tenía atragantado, más cuando ayer la mamá de una compañera de Z me dice:

- ¡Te cambiaste el color!

Pone cara de te lo digo o no te lo digo y se tiró a la pileta nomás y me lo chanta en plena cara -eso es huevo, señores-:

-Te quedó verde.
 
Ahora estoy decidiendo qué hago. Me lo corto todo, bien rapado -no sería la primera vez- para logar mi color natural castaño-canas. Mechones de canas plateadas. ¿Les conté que tengo mechones de canas plateadas? ¿No? ¡Caramba, qué descuido! Bueno, eso, cortármelo bien cortito para volver al rubio de una manera más directa. O no me lo corto nada y vuelvo de a poco a la rubiez. O, me lo hago decolorar para pasar al platino Marilyn de una. Con raíces oscuras, me gustan las raíces oscuras. La última opción es peligrosa porque puedo terminar con la cabeza zanahoria, color del que costó salir un año, casi. Y esposo se niega a pasar por el naranja otra vez, lo entiendo, pobre, era como andar con una cosa en permanente combustión. La primera, mmmmnosé, no creo, es una decisión demasiado extrema, pero si me levanto del lado equivocado de la cama todo es posible. Aunque creo que la DOS, es la opción con más posibilidades de ganar la contienda.

Ser yo esunalucha, mecacho!

sábado, 7 de mayo de 2011

No entiendo la lógica de las empresas

Lo cual me lleva a preguntarme si tienen una lógica y en el caso de tenerla ¿cuál es?

El punto es que, como la mayoría sabe, me mudé de B a B1, ponele. Y en B yo tenía un servicio de internet que me funcionó maravillosamente todos los años que lo tuve. Tanto que cuando supe el número de teléfono de B1, llamé al 0 800 de esta empresa y les dije:

-Buenas salenas, señores de ... me gusta tanto el servicio que brindan que quiero trasladarlo a mi nuevo hogar!

-Por favor, señora, denos el número de su nueva morada.

Hecho eso, me dice con voz experta, que esa línea ya tiene internet con tarjeta, casualmente de la empresa de mentas, y me sugieren que dé de baja el de B y modifique a mi gusto el de B1. De manera entusiasta coincido con ellos y me sentí en un país del primer mundo, qué digo del primer mundo, del universo privilegiado en el que las cosas no fallan NUNCA.

Una vez instalada con mi jacarandosa familia, y pasado levemente el stress de los canastos y habiendo estrenado cama enoooooorrrme y nueva, me dispongo a emprolijar el asunto de la internete y la telefonía en mi hogar.
En principio, poner la línea a mi nombre. Hecho el trámite, que incluyó cambiar a línea general la línea control con la que contaba B1, me dispongo a llamar al 0 800 para proseguir con la configuración del servicio, porque noté, con consternación, que mi conexión a la matrix tenía el nombre "alex" y mantenía la contraseña de cuando estábamos en B... y yo lo de B lo di de baja.
Con gran alegría comprobé que a los exactos 5 minutos la línea control había desaparecido -era un verdadero dolor de huevos- y pude llamar sin más dilación al dichoso 800.

-Hola, soy Fulanita y mi teléfono es... y quiero configurar blablabla.
-A nombre de quién está el servicio?
-A tal.
-No, ¿está segura?
-Ah!, claro, todavía no pero tengo este número de trámite. ¿Te sirve?
-No, llame dentro de dos días al 112, opción tal, opción tal y ahí vamos a poder hacer la configuración porque acá nos figuran las cosas de Menganita.

Dos días después llamo al 112 y me dicen que no puedo hacer el cambio de titularidad porque Menganita tiene una deuda. Y yo no tengo ningún dato de Menganita y los necesito para poder hacer la dichosa configuración. El punto es que Menganita debe 150 mangos por otra línea que NO es la mía pero que afecta a la mía. Sin embargo, que debiera esa guita no impidió que la empresa le extendiera el crédito a quién probó ser insolvente y cagadora y rápidamente me aprobaron a mí, Fulanita, una línea general y una matrix con todos los chiches. Pero Fulanita no tiene derecho ahora de hacer reclamos por la matrix que NO tiene porque no es Menganita. Y eso es porque yo, Fulanita, tengo la matrix de B que se vence el 10 de mayo. Pero, como después de mucho hablar e intentar razonar con esta gente y merced a que llegó la factura con los datos de código de gestión y número de cliente de Menganita -sobre todo esto último- parece ser que sí puedo, al menos, conseguir que me configuren el módem con los nuevos datos que no serán de Fulanita (porque no puedo poner la línea a mi nombre) pero al menos me brindarán el servicio de conexión a la red de redes.

Por supuesto, cuando llegamos al punto NG -NO GOZOSO- me dicen, muy sueltos de cuerpo:

-No tenemos sistema para hacer esto, disculpe las molestias su número de reclamo es tal.

Y me cortó.

Me cortó.

Tengo la sospechosa sensación de que me están tomando del cabello. Y yo estoy a punto de hacer denuncias varias. Seguramente, me pondré a ello luego de ver Gnomeo y Julieta. Tener hijos en edad de ver estas películas es algo para agradecerle a la vida muy muy especialmente en momentos álgidos.

sábado, 23 de abril de 2011

Deletrear

Hoy soy airadamente tuya.
Dijeron de vos y una mezcla de rabia
impotencia
me ganó las manos porque
sentí tu amargura.
Entonces pude deletrear ruin,
pequeño,
despreciable.

Me acordé de una intentona hace años que jamás entendí. Al principio, esa sangre que compartís, me llamaba para hablarme sutilmente mal de vos. Deslizaba comentarios maliciosos, uno tras otro. Hasta que lo mandé a la mierda. No sé de medias tintas cuando tocan lo mío.

Así que sí, soy airadamente tuya,
y ese pequeño ser es eso
que ya ni vale la pena repetir.

lunes, 4 de abril de 2011

Un maimo de la Chiru

La distinción implica responder un interviú, elegir 8 blogs que luego vayan a recibirlo, avisarles en un comentario, agregar una pregunta al final de la lista, y decir de quién viene el premio.

Mis respuestas:

¿Te llevás bien con tu suegra?
- Ni un sí ni un no, che. Y si lo hubiera habido era a través de un medium.

• ¿Cuál es tu reto?
- Vencer mi mal genio. Ídem Chiru.
• ¿Qué le dirías a tu jefe si te toca la lotería?
- No tengo jefe.

• ¿Que harías si descubrieras que alguien te está mintiendo?
- Preguntaría qué pasó, trataría de comprender y si no puedo comprender, dejo de confiar.

Si se quema tu casa y solo podés salvar una cosa ¿qué salvás?
- ¿Una sola cosa? El CPU.

Entrás en un sitio con mucha gente, ¿qué hacés?
- Busco un conocido/a. Talcualmente.

• ¿Ves el vaso medio lleno o medio vacío?
- Veo lo que quiero hacer con eso.

• Te encontrás una lámpara mágica, ¿qué tres deseos pedís?
- Seguir deseando, poder  concretar cada deseo, sentir que Z es feliz.

• ¿Cuál es tu canción favorita?
- No podría elegir una, pero en este momento me viene a la cabeza "somewhere over the rainbow" que es una de mis preferidas. La versión del hawaiano es fantástica, me anoto.

¿Por qué creaste tu blog?
- Porque quería desempolvar mis ganas de escribir. Y se convirtió en una fuente de satisfacción y de gratificación que me ha dado vínculos maravillosos.

• ¿Cómo te ves dentro de 5 años?
- Espléndida.

¿Qué hubieses querido ser? (Que no sea la profesión que tenés ahora)
- Cantante y escritora. Escritora y cantante.

¿Cuáles son las tres cualidades que más valorás en tu pareja (real o potencial)?
- Es sabio. Es paciente. Está vivo. Esta última afirmación parece idiota pero no. No toda la gente que respira está viva. Y vivir implica muchísimas cosas. So...

• ¿Qué cosa te gustaría hacer, sí o sí, antes de dejar este mundo?
- Dormir un rato más los fines de semana, a este paso voy a morir antes de que Z llegue a la adolescencia. La guacha se despertó a las 6 de la mañana el sábado, no hay derecho.

• ¿Estás feliz con quien sos? Si pudieras, ¿cambiarías algo? ¿Qué y por qué?
- Si la felicidad es esa capacidad vivir la vida como viene; de reírme pese a todo; de amar aún cuando tengo deseos asesinos; de escuchar, aunque me digan boludeces; ganas de seguir haciendo, sí, soy feliz con quien soy. Y pese a ello cambiaría muchas cosas. Sería menos crítica de mí misma, confiaría más en mis habilidades...y la lista sigue.

• ¿Tu lugar en el mundo?
- Cualquier lugar que habitemos estos tres que somos en el mundo, Z, G y yo.

¿Una frase?
- Más bien un poema de Konstantino Kavafis, Itaca:
Cuando emprendas el viaje hacia Itaca
ruega que sea largo el camino,
lleno de aventuras, lleno de experiencias.
A los Lestrigones, a los Cíclopes
o al fiero Poseidón, nunca temas.
No encontrarás trabas en el camino
si se mantiene elevado tu pensamiento y es exquisita
la emoción que toca el espíritu y el cuerpo.
Ni a los Lestrigones, ni a los Cíclopes,
ni al feroz Poseidón has de encontrar,
si no los llevas dentro del corazón,
si no los pone ante ti tu corazón.

Ruega que sea largo el camino.
Que muchas sean las mañanas de verano
en que - ¡con qué placer! ¡con qué alegría! -
entres en puertos nunca antes vistos.
Detente en los mercados fenicios
para comprar finas mercancías
madreperla y coral, ámbar y ébano,
y voluptuosos perfumes de todo tipo,
tantos perfumes voluptuosos como puedas.
Ve a muchas ciudades egipcias
para que aprendas y aprendas de los sabios.

Siempre en la mente has de tener a Itaca.
Llegar allá es tu destino.
Pero no apresures el viaje.
Es mejor que dure muchos años
y que ya viejo llegues a la isla,
rico de todo lo que hayas guardado en el camino
sin esperar que Itaca te de riquezas.
Itaca te ha dado el bello viaje.
Sin ella no habrías aprendido el camino.
No tiene otra cosa que darte ya.

Y si la encuentras pobre, Itaca no te ha engañado
sabio como te has vuelto con tantas experiencias,
habrás comprendido lo que significan las Itacas.


¿Qué hacés para mimarte? (ésta es la que agregó Chiru)
- Dejo que me mimen.

¿Qué hacés cuando sentís que no tenés ganas de nada? (ésta es la mía)
- Me hundo un rato en la autoconmiseración y después a la calle, que el mundo es duro pero bello.
Ahora, mis 8 víctimas son:

Y los que tengan ganas, están invitados.

miércoles, 16 de febrero de 2011

!#@#¡

Vengo así...como complicada. Todo bien pero complicada.
La burocracia o no debería existir o, ya que existe, debería estar regulada por normas iram nacionales; o sea, cada institución X, universidad, por ejemplo, debería tener los trámites estandarizados y para todas las universidades del país sean públicas o privadas, un trámite de pase, ponele, tendría que regirse por la misma lógica interna. Pero no. Estás a merced del malcogido de turno, entonces te hacen ir de un lado al otro porque ninguna oficina se quiere hacer cargo del puto trámite, nadie quiere iniciarlo.

-Tenés que ir allá porque acá no es.
-Pero allá no está lo que busco.
-No, lo que buscás está acá.
-Y por qué no me lo das.
-Porque allá llenás un papel, se le da curso al trámite y de esa manera yo puedo buscar lo que querés.
-No es que lo quiero, es que lo necesito.
-Tenés que ir allá porque yo no me voy a poner a buscar ahora unos programas del año '81, '82.

A VER SI NOS VAMOS ENTENDIENDO, YEGUOS DE MIERDA, TENGO QUE PAGAR TRESCIENTOS CINCUENTA PESOS POR ESOS PUTOS PROGRAMAS. QUÉ CARAJO TE CUESTA SUBIRTE A LA PUTA ESCALERA Y ABRIR EL CONDENADO CAJÓN Y BUSCARLOS, NO TE LLEVA MÁS DE UNA HORA SI ES QUE TE LA LLEVA.

Fui a donde me dijeron y me mandaron de vuelta al lugar de origen.

-Te atendieron?
-Sí, pero...
-Qué necesitás?
-Esto porque...
-Tenés que ir...
-NO, vengo de allá y me dicen que lo académico se maneja acá que ellos lo único que hacen es poner en funcionamiento el trámite académico que empieza acá y no me mires así porque yo sólo soy la mensajera.
-A verrrrrr...Ah, sí, tenés razón. Esperá que busco el plan de estudios.

Lo buscó en la compu, no es que se tenía que recorrer la Biblioteca de Alejandría en el momento en que estaba en llamas buscando los programas del orto. Eso quiere decir que me podrían haber dado lo que en la otra universidad me aconsejaron.

-Andá a tu ex facu, pediles los programas hace una copia, nosotros los vemos te decimos cuál te sirve para la equivalencia y entonces ellos sólo legalizan los que se adecuan a los contenidos de las materias, porque sino vas a legalizar una parva de cosas que no  sirven.
-Me los darán así de fácil?
-Cómo no?

Obvio que no -porque no me dieron los programas, sólo buscaron el plan para que yo pudiera anotar los nombres en la planilla-, pero si los trámites estuvieran estandarizados esto no habría pasado. Cada institución tiene su reglamento, que está muy bien eso, pero cuando necesitás que la cosa sea extramuros, ahí debería haber una norma general de trámites. Digo, pienso, se me ocurre.

Y encima hace calor.

domingo, 2 de enero de 2011

Las cosas como son

Te quiero Z, felices 8

I

La madre: y no me pidas prestada la máquina de sacar fotos adelante de tus amigas porque no te la voy a dar.

La hija: sí, mami.

La madre: en serio Z, porque después me la van a pedir las chicas y no se las voy a dar.

La hija: Sol la presta.

La madre: sí, pero Sol es un sol y yo no soy un sol, soy una media sombra.

Y el padre largó la carcajada.



II

Él: ¿Viene un bb?

Ella: no, un bb, no, tiene dos años.

Él: ah! Un deambulador de los que toquetean todo.

Ella: Cami es una santa.

Él: no existen los bbs santos, ni los niños santos.

Ella: vos porque sos malo y todo lo ves a través del ojo de tu maldad.

Él:...

Ella:...

Él: los malos tenemos nuestro encanto con las minas.

Ella: sí, lo sé.

Él: "por eso estoy acá", te faltó agregar.

Ella: ajámmm.