martes, 28 de diciembre de 2010

Cuidado

A veces me siento un límite difuso de luz. Una especie de recoveco allí donde batalla con la oscuridad... Entonces, soy sombra.

Pero también puedo ser un resplandor suave y cálido. O un rayo que hiende el cielo con su eléctrica ferocidad.

Puedo ser muchas cosas y puedo ser lo que despiertes.

 Y eso incluye un monstruo.

Nunca lo desveles.

5 comentarios:

Uninvited dijo...

Naaa... vos mostro???
No te creo *** (cara sacando la lengua)

Un besote sis, que sigan los ésitos!!
:)

GABU dijo...

Uno puede transformarse en muchìsimas cosas sin cambiar su substancia...

Tod@s tenemos a un HYDE latiendo dentro y muchas veces hasta clamando por salir a la luz...

P.D.:Lo que aùn no he logrado descifrar es si ese supuesto (?) desvelo DEpende tanto de los demàs,o en cambio se subordina por nuestra propia cuenta y cargo... ¬¬?

BESITOS ATADOS

efa dijo...

oka, es bueno saberlo, grandes imágenes.
Buen inicio.
Bs

submarino dijo...

eso se llama Energía, que tenés de sobra.

(al mostro -energía incontrolada- manténgalo ocupado, pero que no se le escape, gracias).

besos.

Dosto dijo...

Yo diría en cambio que si el monstruo está encerrado cada tanto hay que dejarlo salir a tomar aire, no es bueno el encierro....