Ir al contenido principal

Alma



Qué hago con lo inevitable, cuando la única salida que me deja es una despedida...

Sin embargo, no lo puedo hacer todavía porque estás conectada a una máquina que te mantiene muy sedada y sin dolor. Que es lo que elegiste ante tu inevitable.

Llegué al mediodía, me acerqué te di un beso y te dejé la marca del pintalabios. Te dije "te quiero", abriste los ojos -nunca vi ojos más preciosos, antes parecían zafiros fulgurantes y ahora, aunque perdieron ese color vibrante, conservan tu mirada buena- y me dijiste "Aaalee" con una sonrisa que duró lo que tardaste en dormirte, un segundo, un segundo mío, que me regalaste a mí y yo lo atesoro.

Tus preocupaciones en estos días antes de tu decisión fueron ¿metafísicas? ¿A dónde vamos?, me preguntabas. Qué hay después. Qué pasa con el alma. Y ahí aparecieron las libélulas. Me contaste que leíste que el alma, cuando se separa del cuerpo, se transforma en una libélula y con esa forma espera hasta que vuelve a habitar otro cuerpo para seguir aprendiendo lo que falta. Vos querías pintar una pared con libélulas y mariposas y yo te iba a ayudar. Pero el dolor no te dejó. Entonces te regalé la mía, hecha de mostacillas y canutillos, para que te acompañara en el viaje.

Escribo esto y te siento acá, conmigo, como si estuvieras atrás mío -y sé que no, porque todavía faltan un día o dos-. Y Hope There's Someone que no deja de sonar en mi cabeza y sé porque lo ví, lo sentí, que hay, que hubo tanto amor a tu alrededor, tantos brazos dispuestos a abrazarte, tantos que no te dejamos sola, que la muerte se va a entibiar y va a resplandecer cuando te agarre de la mano y te lleve.

Y dónde sea que vayas será bello y vas a brillar, vas a bailar, vas a saber...

A Stella, que se está yendo.


Comentarios

.:. chirusa .:. dijo…
abrazo desde el alma ne
te quiero
¿cómo te ayudo?
Diego dijo…
Muy duro, Alex. Muy duro. Seguro estará mejor luego de esto. Nosotros lo sabemos.

Te dejo un fuerte abrazo. Y aunque no lo sepa, mi cariño a Stella.
Alex dijo…
estando, ne, así me ayudás, porque sé que estás.

Gracias, Die y ella lo sabe, seguro.
GABU dijo…
Vengo de lo de la CHIRUS y vì tu nombre con la palabra "Alma",pensè mil cosas que se me esfumaron al leerte... :(

Nada,contà conmigo,si??

BESOABRAZOTOTE GIGANTE PARA VOS TAMBIÈN
Y te quiero ♥
Guada GN dijo…
... :/
Acá `toy...?
zorgin dijo…
libelulas y mariposa..., seguramente tiene razón.
Alex dijo…
Gracias Gabu, besoabrazote

Guada, saber que estás me hace bien!

Seguro que sí Zorgin, y en algún momento me consolará saberlo. Gracias a usted también.
submarino dijo…
haciendo un recorrido idéntico al de gabu, me encuentro con otra despedida y de las que duelen.

ud sabe que hay personas que estén donde estén, o vayan donde vayan, permanecen.

a medida que avanzamos, los vivos y nuestros muertos tienen fronteras cada vez más difusas.

un beso muy grande.
mi otro yo dijo…
Durisimo y sabes también creo en las libelulas y en ese después en fin no importa pero te mando un abrazo enorme, gigante!
Alex dijo…
sí, Subma, lo sé, pero está bueno que me lo recuerdes!

Gracias, Sol, bienvenido el abrazo.

Ayer a la noche murió mi amiga. Gracias por acompañarme.
.:. chirusa .:. dijo…
abrazo desde el alma negrita
mi otro yo dijo…
Un abrazo enorme, enorme!
Alex dijo…
Gracias, Chiru, Sol

Entradas más populares de este blog

Tempora tempore tempera -Aprovecha el tiempo oportunamente-

Es como cuando viste el borde del mundo. Esa sensación de infinito, de pequeñez (propia) y de inmensidad (del mundo). El mundo es todo eso ahí, lo que no abarcás con los brazos, lo que escapa a la mirada, lo que fue, lo que es, lo que será futuro a partir de este instante y este instante y esta instante... Tiempo, fugaz, eternidad que dura un parpadeo pero te marca para siempre. Si tenés suerte. Sino es como el perro de pelea que no suelta hasta que lo que tiene en la boca no de ja de moverse. Así que claro, pequeño muy pequeño para que el perro no te encuentre.

Cosas que te vuelven de golpe. Flashes cegadores de memoria en carne viva. Cerrás los ojos y te tapás la cara con el brazo en un vano intento de protegerte del resplandor. Porque es adentro. Te pasa adentro y querés huir. Más adentro no, más adentro es la médula y ahí duele como mil demonios sanguinarios. Entonces, decís, afuera. Afuera, ese lugar lleno de Otros que justo hoy son tan amenazantes, presencias que te aluden -y vos…

Los amantes no deberían separarse

Ayer murió una mujer extraordinaria. Y con ella todos sus roles. Ya no más amante, madre, abuela, amiga, hermana. Ya no más. Hoy, todos en su universo tendrán que comenzar a darse cuenta que no está. Que es ausencia aunque todavía habite, ferozmente, cada espacio, en cada lugar, en cada alma y se quede allí en transparente esencia.
Hoy, mi marido y yo, fuimos testigos silenciosos del dolor y el asombro que provocó su muerte. Y sentí en los huesos el desconcierto del hombre que perdió a su mujer. Esa mirada extrañada, como intentando descifrar un gran misterio. Un misterio idiota, un misterio innecesario. Un misterio que, una vez develado, sólo deja un fantasma. El dolor de los hombres siempre me desconsuela mucho más, infinitamente más que el de las mujeres. Y el de los hombres que han amado a su compañera, tan evidente en su transparencia, tan profundo en su perplejidad me recordaron unos versos de Cátulo:

Vivamos, Lesbia mía, y amémonos.
Que los rumores de los viejos severos
no nos…

Toda una definición

Cuando yo uso una palabra --insistió Humpty Dumpty con un tono de voz más bien desdeñoso-- quiere decir lo que yo quiero que diga..., ni más ni menos.
--La cuestión --insistió Alicia-- es si se puede hacer que las palabras signifiquen tantas cosas diferentes.
--La cuestión --zanjó Humpty Dumpty-- es saber quién es el que manda.