lunes, 20 de julio de 2009

Qué pasó??

Quién carajo me afanó mis pasiones sueltas que ya no están más a mi izquierda? eh? eh?
Y los pajaritos de ahí arriba??

Qué carajo le pasa a mi plantisha?

En fin, cuando se me pase la bronca voy a contestar los bonitos comentarios del otro posto, cosa para la cual entré al blog y me encuentro con este desagradable incidente.

Este finde espero recuperar las cosas.

Besotes y gracias y feliz día.

Post Scriptum: alguien sabe desde cuándo me faltan los links???


domingo, 5 de julio de 2009

Duda


Duda como incapacidad de decidir es algo que no permito mucho porque suelo ser expeditiva como buena persona impulsiva que soy. Mediterránea, como dice esposo.
Duda como registro de matices, como aquello que me permite instalarme en la capacidad de desmenuzar conceptos, ideas, sentimientos, emociones es algo que se me da mejor.

Pero la duda a la que me refiero es la primera. No sé si cerrar el blog, esto es un delete enorme que borraría de cuajo casi tres años de actividad en la matrix (el cumpleblog es en seis días, dice el cosito que tengo ahí en la sidebar) o NO.

Este posto no es un pedido de opinión, no porque no me interese, sino porque como todas las decisiones, aún las triviales, como puede ser ésta, son personales. Es, tal vez, una manera de preguntarme a mí misma qué quiero hacer. Por lo pronto ya casi no paseo por los blogs porque estoy con muchas cosas que me quitan tiempo, porque leerlos es un proceso de atención que yo me tomo en serio y responder de acuerdo a eso me lleva horas que ya no tengo; porque no se muy bien qué postear sin sentir que me repito. Porque hay cosas que se rompieron irremediablemente y no sé muy bien qué hacer con eso en este momento.

No saber qué decisión tomar me rompe soberanamente las pelotas. Y esas vías se ven tan deseables...

miércoles, 1 de julio de 2009

Hace falta



Esto es lo que no hay, ni en el gobierno, ni en dirigentes sociales ni en algunos sectores de la población.

Gente: no pensemos en que nos adelantaron las vacaciones de invierno porque NO ES ASÍ. Lo que hay es una suspensión de clases para intentar hacer algo que frene los contagios de una enfermedad que demostró ser mortal.

No se puede apelar al autoaislamiento, hay que tomar medidas concretas que impidan la concentración de la gente para así impedir la propagación de la enfermedad. Empatía y compromiso no son palabras que figuren en la agenda política ni social de este gobierno y que yo recuerde, de ninguno, sin embargo, los gobernadores empezaron a hacer lo posible para parar esta locura en la que la inacción, el ocultamiento y el interés político tiene mucho que ver. Y sino pregúntenle a Ocaña.

Tenemos que ser serios, y responsables, cuidar a nuestros hijos, a nuestro semejantes, cuidarnos todos. Poner por encima de nuestro interés, el interés común. Y no sólo por esta enfermedad.

Este video es una muestra de lo que podemos lograr si nos ponemos por un momento en el lugar del otro, si por un instante intentamos comprender el mundo desde la mirada del otro. No implica darle la razón ni cambiar nuestros valores, es solamente la capacidad de ver lo que el otro ve desde su propio lugar, implica compresión y respeto, aceptarlo como un ser distinto de mí con el que puedo construir aunque no esté de acuerdo.

Hasta ahora el egoísmo, la visión distorsionada, la mentira, tapar el sol con un dedo, cuidar de mi propio interés no dio resultado. Probemos otra cosa, probemos crecer, madurar y ser solidarios. La construcción de la patria grande no se hace en mesas de café ni en conciliábulos a espalda a de la gente, ni negando realidades ni haciendo lecturas maniqueas de esa realidad, ni con gestos más parecidos al berrinche infantil que a la grandeza de una decisión basada en el bien común, ni aferrándose a la propia percepción cuando ésta demostró que no se adecua ni a las exigencias ni a los desafíos de la construcción de una sociedad distinta. No olvidemos que los dirigentes que tenemos salen de esta sociedad que somos. En ese sentido, tenemos lo que merecemos. Y va siendo hora de merecer algo mejor. Pero eso es responsabilidad de todos.