domingo, 19 de abril de 2009

Regalo



Cada tanto hay bloggers que piensan que otros bloggers merecen una distinción. Bueno, hace un tiempo atrás, cuando andaba missing, mi querida Mechi, pensó eso, que mi blog merece una distinción. Y se lo agradecí pero no cumplí con los pasos a seguir y es importante hacerlo porque nadie en la vida tiene la obligación de considerarte y cuando lo hacen es lindo y más aún, devolver el gesto.

Por lo tanto, estos son los pasos:

1º.-Exhibir la imagen del sello
2º.-Poner el enlace de la persona que te lo ha regalado.
3º.-Elegir 10 personas para pasárselo.
4º.- Escribirles un mensaje en su blog para que se enteren de su premio

El 1 y el 2 ya están, me queda elegir a 10...

¿¿¿Quién es la cantada acá???? LA CHIRU

VIC, occccvio

DUDA, desde shá

ZORGIN, maestro

GABU, nada que agregar porque Gabu ES Gabu

AMPERIO, compadre

SONIA, otra que es QUIEN es y eso lo dice todo

UNINVITED, fighteeeeeeeeeeeeeeeeeeeerrrr

DOSTO, en movimiento permanente

MECHI, porque a los 22 años me hubiera gustado ser como ella en muchas cosas

Post Scriptum: más tarde paso por los blogs a dejar el mensajito y contesto los comentarios del posto que está abajo (tengo fiaca).

Ah! los dejo escuchando esto:






martes, 14 de abril de 2009

Piruetas


Un día y otro más porque el juego es ese, una rayuela que tiene dos infiernos sin límites y una esperanza bordada en la salida que nadie encuentra, una extraña puerta que se abre a lo desconocido y vos ahí en una luz que llega hasta la mitad de algún lugar.
Y de pronto te preguntás si el no-lugar existe. Si se puede ser y no estar. Si se puede estar y no ser. Si ser-estar no será más bien un borde surrealista, un algo creado por mí, una fantasía de muchos jugadores y algunas marionetas con los hilos gastados. Un despliegue de pierrots agotados, de caballitos de mar infieles, de soledades incandescentes por elegidas y por herejes.
Y todo este sinsentido sentido para saber si siento, en qué parte la sangre salió de cauce y se derrama por allí, sin orden ni concierto, vagabunda marcha en noctámbulos espejos. Porque entre vos y yo no hay diferencias, sólo extraños desencuentros, un vos allá y yo acá ni una frontera con reglas claras y precisas, sólo límites difusos que nos detienen en un perpetuo no saber cuándo parar o seguir.
Así vamos: como sueltos pero enlazados.