Ir al contenido principal

Triste cóctel de escándalo, demagogia y palabrerío - por Luis Gregorich

Las declaraciones críticas e irónicas de la Presidenta sobre la riqueza y los ricos en la Argentina de hoy, agregadas a la especie de manifiesto lanzado por un grupo de intelectuales oficialistas (en su mayoría pertenecientes a Carta Abierta) en apoyo de Luis D´Elía y su "odio" a la oligarquía y otra vez a los "ricos", causan escándalo y tristeza a la vez.

Ya parecía indefendible que los defensores pensantes del Gobierno propugnaran ese odio, justo después de la difusión del monto de bienes patrimoniales del matrimonio presidencial, holgadamente millonarios. ¡Ahora es la Presidenta, en una suprema contradicción, la que se ataca a sí misma!

Por favor, un poco de racionalidad y cuidado en el uso de las palabras. O traten de explicarnos cuáles son los ricos buenos y cuáles los ricos malos, para que podamos entendernos.

Debo confesar que tengo ciertos prejuicios, literarios, éticos y personales, hacia la gente rica en general. Vivo, desde hace más de 30 años, en un departamento de 80 metros cuadrados en Caballito, atiborrado de libros y discos, en el que no cabe nada más, y experimento un poco de envidia hacia los que disponen de casas más amplias y cómodas.

También miro, seguramente con una pizca de resentimiento, a los que pueden viajar a lugares que ya nunca veré. Pero hago lo posible para evitar el odio, que nos degrada como ciudadanos y nos rebaja como personas.

Además, puesto en la encrucijada de optar por una clase social -si es que existe una categoría tal en términos absolutos- elijo la mía, la clase media, que tengo el orgullo de compartir con muchos artistas, maestros, profesionales y -no tengo dudas- con buena parte de las mejores figuras de nuestra historia.

Permítame que le aconseje, con todo respeto, señora Presidenta, que usted también siga por ese camino, el de la clase media de la que proviene, y no la de los ricos a la que ha accedido.

Dejemos de lado la demagogia y el palabrerío para halagar a los pobres; combatamos, sencillamente, la pobreza, lucha en la que usted tendrá el apoyo de todas las fuerzas políticas y sociales, y en la que le deseamos la mejor suerte.

Y benditos sean, como ocurría con nuestros abuelos, no los que han podido enriquecerse vertiginosamente, sino los que con esfuerzo, educación y trabajo se han incorporado a la clase media, o se han mantenido en ella, sin cortejar a los pobres, a los que hay sacar de su pobreza, ni odiar a los ricos, a los que hay que cobrarles los impuestos.

El autor es escritor. Fue subsecretario de Cultura de la Nación durante el gobierno de Raúl Alfonsín.

Comentarios

zorgin dijo…
volvió y cambio la plantisha???
no si no se puede uno dar vuelta...
y como decía carlos saul mendes, hay que preocuparse por la tristeza de los niños ricos...
pobre presidentE cristina, se aprovechan por que es mujier!
Alex dijo…
No se me puede dejar sola ni un minuto Zorgin, vio lo que hago? Pero ta bonita, nO
Guty dijo…
Me gusta la pinta del blog, los cositos de la derecha están muy buenos.
Alex dijo…
me gusta que te guste, aunque tarda en cargar la página, no sé si será por una cuestión de mi conexión o por todos los chirimbolos que tiene.
GABU dijo…
Nunca màs claridàt para una de esas cartas abiertas,eh?!

Aunque parezca simple la vida del otro,nunca alcanza y a DOÑA KRISTY mucho menos!!
Ella vive claramente en una nube vasta de pedos y caramelos de colores!!

P.D.:Te cuento que te estoy ojeando la plantisha porque te quedò aRRRRRRRmosìsima!!!

Algùn dìa asì como me enseñaste con tu santa paciencia a poner los links en la CANTINUSQUI,tenès que enseñar a looquearme el blogo porque ya esta demasiado out respecto al make up... :S

BESULINES Y GRACIAS POR LA PACIENCIA PATRIA QUE ME TENÈS,ADEMÀS DE TOD0 LO LINDO QUE ME DECÌS =)
zorgin dijo…
ah!, tiene dos encuestas?
la de la derecha no deja saber como van las cosas a boca de urna, y la otra me borra el tilde...
si no voto lo correcto se me tilda de contra????
HAY CENSURAAAA!!!!!????
submarino dijo…
la felicito por la plantilla, me gusta mucho.

el artículo es puro sentido común.

siempre hay obsecuentes que aplauden, y aplaudirán a los que vengan, y a los siguientes y etc.
**Sonia** dijo…
Me parece obsceno que haya gente que gane tanto, tanto, tanto dinero mientras haya personas que no pueden soñar siquiera con comprar una maceta con genarios para adornar el rancho.
Pero más repungnante me resulta que, quien tiene la responsabilidad de administrar equidad social, pertenezca al primer grupo gracias a que cada vez son más los del segundo, los de la macetita con flores.


Qué lindo venir y que nos sorprendas cada tanto con colores nuevos!
Alex dijo…
coincido plenamente Sonia. Y no leíste el post de abajo, bolú, seguro que te emocionabas!!!!

Submarino, me permitiré ser muy obvia y decir nada menos común que el sentido común.

a dónde dos encuentas Zorgin, qué cosa dice??

Una nube vasta de pedos!!!!!!!!!! juazzzzzzzz me hacés reír, Gabu.

Para las plantishas, blogtemplates.com

besotes!!!

Entradas más populares de este blog

Tempora tempore tempera -Aprovecha el tiempo oportunamente-

Es como cuando viste el borde del mundo. Esa sensación de infinito, de pequeñez (propia) y de inmensidad (del mundo). El mundo es todo eso ahí, lo que no abarcás con los brazos, lo que escapa a la mirada, lo que fue, lo que es, lo que será futuro a partir de este instante y este instante y esta instante... Tiempo, fugaz, eternidad que dura un parpadeo pero te marca para siempre. Si tenés suerte. Sino es como el perro de pelea que no suelta hasta que lo que tiene en la boca no de ja de moverse. Así que claro, pequeño muy pequeño para que el perro no te encuentre.

Cosas que te vuelven de golpe. Flashes cegadores de memoria en carne viva. Cerrás los ojos y te tapás la cara con el brazo en un vano intento de protegerte del resplandor. Porque es adentro. Te pasa adentro y querés huir. Más adentro no, más adentro es la médula y ahí duele como mil demonios sanguinarios. Entonces, decís, afuera. Afuera, ese lugar lleno de Otros que justo hoy son tan amenazantes, presencias que te aluden -y vos…

Toda una definición

Cuando yo uso una palabra --insistió Humpty Dumpty con un tono de voz más bien desdeñoso-- quiere decir lo que yo quiero que diga..., ni más ni menos.
--La cuestión --insistió Alicia-- es si se puede hacer que las palabras signifiquen tantas cosas diferentes.
--La cuestión --zanjó Humpty Dumpty-- es saber quién es el que manda.

Sakura - Las flores del cerezo-

Sakura es la flor del cerezo. Y su florecimiento se festeja con una celebración llamada Hanami. En esa fiesta las familias, los amigos se reúnen para observar la belleza de las flores y hacen pic-nics bajo su sombra blanca y rosada.

La flor del cerezo simboliza la fugacidad, su bellos capullos se abren de un día para otro y su fragilidad es tal que nada garantiza que permanezcan el tiempo suficiente como para que puedas darte el lujo de decir "mañana voy". El viento o una repentina lluvia pueden llevarse a estas delicadas sakuras y aunque la lluvia de pétalos sea, también, un espectáculo digno de verse, dicen que no es lo mismo.

¿Tengo que aclarar que fui a ver Las flores del cerezo?

Bella. De una belleza extraña, de una intimidad que te hace mirar hacia adentro y preguntarte ¿quién soy? ¿soy feliz? y cosas por el estilo. No son preguntas agradables cuando no tenés respuestas rápidas... o ganas de enfrentar la respuesta. Hacia el final de la película, le pregunto a mi amiga El…