Ir al contenido principal

Molineros del Borda

En el Hospital Neuropsiquiátrico José T. Borda funciona un programa de alta, donde algunos pacientes trabajan el tema de su externación.

Se hacen distintas actividades y una de ellas es la de los 'Molineros del Borda'.
Aquí fabrican papel artesanal con el cual hacen tarjetas de casamiento, de cumpleaños, personales, diplomas y varias cosas más. Tienen muy buena calidad de papel y buenos precios.

La propuesta es que hagamos entre todos una cadena de mail para que este emprendimiento pueda hacerse conocer cada vez más. Ellos necesitan trabajar, y cada producción que hacen y venden es un ingreso y esto, como para cualquier persona, es necesario y gratificante para ellos..
Estamos enviando la dirección de mail y el teléfono para que cualquiera que necesite alguna tarjeta pueda comunicacarse a:

molinerosdelborda@yahoo.com.ar
o al teléfono: 4304-5546

Comentarios

GABU dijo…
Me llegò tu emilio y ya agendè esta buenìsima propuesta,ya que en breve se encargan las tarjetulis de Navidàt...

P.D.:Y me pongo en plan de rotaciòn de la gacetilla porque lo bueno de ayudar es ademàs poder hacerlo un poquitito con todos,no??

BESOABRAZOTEP
Alex dijo…
sep, de eso se trata. Gracias, Gabu!!!!!
Bacios miles
zorgin dijo…
es como aquella radio la colifata que fogoneaba Lalo mir, pero con otro propósito?
algo que ver con papel prensa?
mi otro yo dijo…
Hola nos abremos cruzado alguna vez en el borda, estuve haciendo practicas ahí un tiempo y hasta hace poco fui a dar un coloquio sobre un trabajo de campo que hice, en fin solo se me ocurrio preguntar esto por este anuncio de el papel.

Saludos enormes
Alex dijo…
Zorgin, sigue funcionando la colifata??? varias veces vinieron a mi ex-radio algunos integrantes de la colifata acompañados por gente del borda.

Sol!!!, yo fui varias veces al Borda hace muchos años, una vez acompañanado a alguien, y otras como periodista a hacer notas. Como próxima counselor y aún más futura psi todavía no fui.
Besitos y feliz cumpleblog!!!!!

Entradas más populares de este blog

Tempora tempore tempera -Aprovecha el tiempo oportunamente-

Es como cuando viste el borde del mundo. Esa sensación de infinito, de pequeñez (propia) y de inmensidad (del mundo). El mundo es todo eso ahí, lo que no abarcás con los brazos, lo que escapa a la mirada, lo que fue, lo que es, lo que será futuro a partir de este instante y este instante y esta instante... Tiempo, fugaz, eternidad que dura un parpadeo pero te marca para siempre. Si tenés suerte. Sino es como el perro de pelea que no suelta hasta que lo que tiene en la boca no de ja de moverse. Así que claro, pequeño muy pequeño para que el perro no te encuentre.

Cosas que te vuelven de golpe. Flashes cegadores de memoria en carne viva. Cerrás los ojos y te tapás la cara con el brazo en un vano intento de protegerte del resplandor. Porque es adentro. Te pasa adentro y querés huir. Más adentro no, más adentro es la médula y ahí duele como mil demonios sanguinarios. Entonces, decís, afuera. Afuera, ese lugar lleno de Otros que justo hoy son tan amenazantes, presencias que te aluden -y vos…

Los amantes no deberían separarse

Ayer murió una mujer extraordinaria. Y con ella todos sus roles. Ya no más amante, madre, abuela, amiga, hermana. Ya no más. Hoy, todos en su universo tendrán que comenzar a darse cuenta que no está. Que es ausencia aunque todavía habite, ferozmente, cada espacio, en cada lugar, en cada alma y se quede allí en transparente esencia.
Hoy, mi marido y yo, fuimos testigos silenciosos del dolor y el asombro que provocó su muerte. Y sentí en los huesos el desconcierto del hombre que perdió a su mujer. Esa mirada extrañada, como intentando descifrar un gran misterio. Un misterio idiota, un misterio innecesario. Un misterio que, una vez develado, sólo deja un fantasma. El dolor de los hombres siempre me desconsuela mucho más, infinitamente más que el de las mujeres. Y el de los hombres que han amado a su compañera, tan evidente en su transparencia, tan profundo en su perplejidad me recordaron unos versos de Cátulo:

Vivamos, Lesbia mía, y amémonos.
Que los rumores de los viejos severos
no nos…

Toda una definición

Cuando yo uso una palabra --insistió Humpty Dumpty con un tono de voz más bien desdeñoso-- quiere decir lo que yo quiero que diga..., ni más ni menos.
--La cuestión --insistió Alicia-- es si se puede hacer que las palabras signifiquen tantas cosas diferentes.
--La cuestión --zanjó Humpty Dumpty-- es saber quién es el que manda.