lunes, 24 de marzo de 2008

Me extrañaba

Así que decidí encontrarme en mis raíces y en mis alas.

Porque me molesta perderme de mi centro.
Permitir que me alteren la paz.
Porque se trata de eso,
cuando siento que me vulneran, me violentan, me avasallan
lo importante es lo que yo hago con eso.
Si yo reacciono, permito que (cualquiera) perturbe mi espíritu.
Y eso me deja una marca que me molesta. Es como si perdiera, temporalmente,
el poder que tengo de decidir sobre mí misma. Es como si cediera el control de mis actos.
Me convierto en una marioneta de los actos desbocados y las palabras rastreras de un cualquiera.
O sea, de golpe soy lo que no soy; de golpe dejé que me dominaras; de golpe, soy cualquiera.
Y aún así, lo que yo permito no te justifica, sabélo.
¿Por qué?
porque yo y sólo yo ........ porque vos y sólo vos
soy responsable de mi vida
....... sos responsable de tu vida
y mis actos, todos, ..... y tus actos, todos,
tienen consecuencias.
...... tienen consecuencias.