martes, 27 de febrero de 2007

Cocinero mío



Acá toy, como lo prometí: robándole a Caracol la idea de utilizar la idea de Angus para promocionar los Miércoles MACA.
Esto es más o menos así, el año pasado Angus propuso un título -Cocinero mío- para que los que quisieran escribieran un post. Carracoll lo escribió el miércoles 7 de febrero. Y hoy aquí tienen el mío.
Parece mentira que a mí me guste cocinar con el asquito que me da la grasa y ensuciarme las uñas (con lo difícil que es sacarse los mejunjes que quedan petrificados entre las uñas y los dedos). Pero me gusta y lo hago bien.
Me crié entre aromas de manzana y canela, vainilla, cedrón y romero, especias y escabeches. Comidas de invierno y comidas de verano. Frutas, vinos, chocolates. No es casual, entonces, que la satisfacción esté tan ligada a la oralidad.
Cocinar siempre fue, para mi familia, un modo de compartir y agasajar. Como mi naturaleza es mucho más tímida que la de mi familia de origen, mi talento está en la elaboración y no en mi calidad de anfitriona. Soy un bicho un poco raro, hay que conocerme y aceptarme o dejarme.
Me hubiera gustado heredar de mi padre esa disposición alegre y despreocupada, esa habilidad para socializar con cualquiera y en cualquier circunstancia.
Su especialidad eran los asados. Disfrutaba todo lo relacionado con su factura, la elección de los cortes y achuras, la maceración, la preparación de las salsas...
Se servía una copa de vino, dependiendo de su humor era blanco o tinto. Y arrancaba. Decía que el fuego lo puede prender cualquiera, pero que prenderlo bien era otra historia. Nunca usó aceleradores ni adminículos extravagantes, carbón y fósforos. O leña.
Me enseñó a prenderlo. Confieso, no sin cierta verguenza, que cuando se me complica abuso del alcohol derecho viejo -para encenderlo, mentes sucias- .
Con la parrilla a punto y la carne asándose, esperaba a que llegaran los invitados. Sonreía, tenía una media sonrisa entre pícara y un poquitín sobradora (cuando se subía a su ego, mi papá era mucho más alto que él mismo) y empezaba a obsequiar tiempo, vino, risas y su capacidad para escuchar y emocionarse con lo que el otro tenía para compartir. Todo eso lo hacía sin dejar de vigilar el asado. Algunos de sus amigos lo gastaban porque sostenían que no había necesidad de tanto celo en la preparación "de un cacho de carne que se hace solo, Miguelito!".
Pero Miguelito no coincidía y se quedaba ahí buscando la perfección que le salía tan naturalmente como su simpatía y donaire.
Terminaba rojo y feliz. Y después servía, a cada uno lo que le gustaba, en el punto que cada quién prefería. Y esperaba expectante. Disfrutaba tanto del agasajo como del halago.
Lo que sí heredé es esa capacidad para memorizar qué le gusta a cada una de las personas que por el motivo que sea comparte una comida conmigo. Si tomás café con edulcorante, azúcar o amargo. Si preferís el té. Si te gusta sencillo o elaborado. Si le ponés azúcar al chocolate. Si te gusta la carne llorando sangre o seca como suela.
Como ustedes son todos sibaritas y yo toda una organizatriz, creo que no voy a tener problema para preparar el menú y dejarlos conformes.
Los espero el miércoles 28 de febrero en la cantina de Zorgin, preparen los sentidos.

viernes, 23 de febrero de 2007

miércoles, 21 de febrero de 2007

Otra cadena y van...



Mi otro yo (Sol) me eligió para responder un cuestionario. Y aquí están mis respuestas:

1-¿Por qué comenzaste a escribir un blog?

Un día estaba leyendo en el diario una nota sobre el auge de los blogs. Ya había encontrado varios en la red pero no me movilizaron lo suficiente como para ver de qué se trataba este asunto. Ver la noticia impresa me hizo buscar. Amor profano tiene su dirección desde el 2005 en Blogspot, sin embargo empecé a escribir en julio del año pasado; no sin antes hacer intentos en Bitácoras y Wordpress, intentos que están abandonados, más bien muertos diría.

2-¿Sobre qué temas escribes? ¿Por qué?

Escribo para decirme y decir, a vaya saber quien, lo que pasa dentro mío. Esta frase es de Mi otro yo y la dejo porque no puedo decirlo mejor ni de otra manera.


3-Si la gente dejara de leerte y comentar, ¿seguirías escribiendo?

No lo sé. Al principio sufría mucho cuando no tenía comentarios. Pero Ceci me dijo que más allá de los que dejan su firma hay muchos que pasan, leen y se van. Cuando puse cositas que se encargan de medir tráfico en los blogs confirmé lo que ella me decía. Los comentarios me gustan porque me hacen pensar, me descubren variables, me presentan opciones y me hacen imaginar cómo son los que están del otro lado.

4-¿Crees que al escribir un blog debe seguirse algún tipo de ética?

La misma que fuera de la matrix. Lo que no me gusta afuera no me gusta en la red y lo evito. Me habitan muchas Alejandras, pero son las mismas dentro y fuera de la matrix.


5-¿Crees que formas parte de una comunidad? ¿Por qué?

Hay palabras que no pueden usarse a la ligera, comunidad es una de ellas. No formo parte de una comunidad, formo parte de un grupo que comparte casi los mismos links, que cada día sigue con interés las historias que la gente tiene para contarnos, que se conoce en forma personal porque descubrió que comparten algo más y ese algo más hace que valga la pena el encuentro. Sin embargo, a mi me pasan cosas fuertes con algunos bloggers, una especie de vínculo que no puedo explicar porque no los conozco personalmente ni intercambio correos con ellos. No puedo ponerlo en palabras, pero ellos saben de quiénes hablo.

6-¿Tienes algún grupo cercano de blogueros con el que te podrías poner de acuerdo para lograr algo?

Tengo personas que quiero mucho dentro del mundoblog Pero no sé si basta para ponernos de acuerdo para lograr algo. Eso implica otras habilidades, otras coincidencias y objetivos comunes.


7-¿Crees que los blogs van a cambiar/están cambiando algo en la sociedad/mundo político/etc.?

Toda forma de comunicación es transformadora, vivificante y constructiva. No es mejor ni peor que otras. Es más rápida. Crea debates casi al instante. Y tiene poder. El que nosotros le damos, por eso creo que la revolución no está en el soporte, sigue estando en nuestras manos.

8-¿Qué te gustaría poder hacer dentro de la red para profundizar lo que haces con el blog y por qué? ¿Podcast/videocast, comunidades, wikis, redes sociales,etc.?

No tengo ambiciones de cambiar la realidad así que no me planteo estos temas. Mi blog es personal sin más pretensiones que hacerme sentir bien y conseguir que otra gente sonría o se quede pensando un ratito por algo que leyó.
Sigo creyendo que, parafraseando a Mich, la construcción de la realidad es colectiva. La matrix no es el lugar más apropiado para conseguirlo. La posta sigue estando en la calle y en el cara a cara.

martes, 20 de febrero de 2007

Match point

La verdad es un punto de vista.

(En definitiva, lo que importa de la verdad es lo que se hace con ella)

domingo, 18 de febrero de 2007

miércoles, 14 de febrero de 2007

No Valentine




Sola.


Nadie a su lado es la rutina de cada mañana. Una sola taza de café. Nadie con quien pelear el diario los domingos. O la ducha. Sobra el tiempo para manejarlo como quiere. Nadie a quién discutirle su independencia. Ganada con audacia y talento.


Sola.


Lunes. Martes. Miércoles. Jueves. Viernes.
Ejecutiva de importante multinacional. La envidian. Hombres y mujeres.


Tailleur. Camisa abierta. Tacos altos, siempre. Melena caoba hasta los hombros. El maquillaje exacto. El perfume que la distingue. Clásica y moderna. Licenciaturas y maestrías. La codician.

Todos los días happy hour. El Druid Inn, generalmente. Cerveza negra tirada y palomitas de maiz salado. Risas. Pequeñas seducciones. Charlas intrascendentes. Sexo sin alma.


Sábado y domingo sin máscaras. Sin la posibilidad de tapar ausencias y abandonos. Con el dolor a flor de piel y el deseo quemando las entrañas. "¿Por qué no te comprás un perro, nena?" Siempre esa maldita pregunta. Los comentarios susurrados y los ojos clavados en ella en las reuniones familiares. "No sé por qué". "Es linda, mirá qué linda". "Más de uno se quiere encamar con ella". "¿Será que es inteligente? Viste que los tipos no quieren minas que sean más que ellos y ella no hace nada por ocultarlo...". "De qué le sirve tanto título y tanta plata que gana, está sola ni un perro tiene". "Pero cómo viaja". "Para mí que es frígida".


Ese día la señora se quedó a esperarla. Cuando abrió la puerta, estaba ahí con la sonrisa ancha y le señala una caja enorme de bombones y un arreglo floral. "Te quiero, sis" decía la tarjeta.


Sola, sintiendo una fuga de besos hacia ningún lugar.


(Cuando la soledad no es una elección debería ser un pecado capital)



Publicado en Siete pecados

Valentín


Porque sino:
  • se agrieta el alma
  • se secan las sonrisas
  • se acaba la especie
  • se licúan los pensamientos
  • se deshace el tiempo

(porque no quiero que se desdibuje tu marca en mi piel)

lunes, 12 de febrero de 2007

Escritorio

Ceci me enlistó y tengo que contar que imágen tengo en el escritorio de mi compu.

Es esta:




domingo, 11 de febrero de 2007

Y me pasó por encima nomás



De prepo me cambiaron a la nueva versión y estoy pensando seriamente en llevar Amor profano a Wordpress. Nunca me gustó que me obliguen a nada. Veremos.

jueves, 8 de febrero de 2007

Infierno


Tal vez el infierno es otra idea del paraíso, su versión terrenal, caótica y en llamas.
Un lugar al que llegamos por equivocación, desesperanza, por la maliciosa influencia de terceros o porque tuvimos ganas. No lo se.
Tal vez el infierno es el agobio que siento cada vez que te vas, como si el mundo se quedara de golpe a oscuras y yo a tientas. O el deseo de que te vayas después de quince días, como si tanto amor hecho y deshecho entre sábanas y amaneceres necesitara un descanso para seguir creciendo.
Quizás es la evidencia de que todo aquello que tomamos por cierto, real y verdadero no es más que una ilusión y de allí que no podamos escapar de un lugar al que nunca supimos cómo entramos.
Tal vez, es la puerta oscura de la libertad, y atravesarlo nos gane el derecho de encontrar la salida.
Tal vez, es el camino difícil a la felicidad.

Y como sea, estamos juntos, hasta el final.

lunes, 5 de febrero de 2007

Seis rarezas


Dosto me eligió y ahora me toca contarles 6 rarezas. Esposo me dijo que llamara mi hermana, que ella iba a decirme al toque cuáles son mis rarezas. Demás está decir que me negué de plano. No soy tan boluda. En fin, creo que califican y sino shoraré por lo aburrida que es mi vida:


  • Hablar con jerga y voz de nena el 50% del tiempo. Pregúntenle a Chiru y a Dudis, ellas me escucharon.

  • Quemo papelitos, cualquier papelito en cualquier lado (costumbre que de a poco va desapareciendo por eso del ejemplo que hay que dar) y los miro mientras se incendian y los suelto en el último momento antes de que se achicharren también mis dedos.

  • Tengo demasiada testosterona (al menos eso dice mi dosaje de hormonas. Si hay algún médico leyendo: no tengo cáncer de ovarios ni nada raro).

  • Como no pude esperar -estoy incapacitada emocionalmente para esperar nada- a que empiece la nueva temporada de Grey's Anatomy (empieza hoy) me voy bajando los capítulos a medida que aparecen y ya los vi todos.

  • Puedo matar por conseguir las últimas ovas de Los Caballeros del Zodíaco...mentira, ya las conseguí.

  • Los sanguchitos, las galletitas, las facturas, y demás las como así: tomo lo que sea por un extremo, la parte más extrema del extremo, con las dos manos y voy mordiendo. A veces tararareo y me muevo. Sí, no hay nada que hacer, disfruto comiendo.

  • Esposo sugirió que confiese que me babeo cuando duermo pero le dije que eso NO es una rareza. Y que además no babeo de su lado. A veces me babeo encima de él.

El cactus RARO lo afané de acá http://locos.lycos.es/s.asp?id=7bbef1db2ef94a4dbb79e569cc2b9d19