Ir al contenido principal

Un Platón lleno de ideas (final)

No crean que a Platón no lo complicaban estas cavilaciones, esto de crear una nueva filosofía tiene sus bemoles y si hubiera sospechado las repercusiones que iba a traer en los siglos que siguieron, uf! tal vez no escribía nada.


Quedamos en que había un mundo de cosas que cambian y que ése así como era no se podía conocer, se puede opinar nomás.


Tiene que haber otro mundo, decía Platón, más verdadero, un mundo en el que se pueda confiar, donde las cosas son como son siempre. Un mundo de cosas bellas, buenas, justas, perfectamente cuadradas, redondas, negras, blancas, iguales, etc., etc. Lo había encontrado, había encontrado aquello que es y que además de ser permanece así: siendo. Y lo llamó ideas. Y esas ideas, de las cuales las cosas del mundo cambiante son simples imitaciones, sí se pueden conocer porque lo que no cambia no te engaña y lo que no te engaña se puede conocer muy bien. De él tenemos esta frase "Conocer es recordar" porque creía, realmente estaba convencido de que esas ideas que existían en un mundo aparte eran contempladas por el alma de cada quién y por eso uno cuando veía una manzana, sabía que es una manzana porque la recordaba de antes. Muy loco.

Ahí se quedó, chocho Platón con su mundo de ideas perfectamente perfectas, regidas todas ellas por la más perfectísima de todas, la idea del bien.


Acá hay que aclarar algo más, algo que tiene que ver con los griegos en general, y es que cuando ellos hablaban de algo bueno no se referían a si Juancito se portaba bien o mal y había que hacerle chaschas en la colita si lo hacía mal o felicitarlo si lo hacía bien. Ellos, cuando hablaban de algo bueno querían decir que era bueno para algo, que en ese algo era excelente, que se comportaba de acuerdo a aquello que era su esencia, por ejemplo, un caballo de carreras es bueno corriendo y no tirando de un carro. Así, la idea del bien es la que logra que cada una de las demás ideas cumpla su cometido de ser bella, igual, blanca o negra. Y no sólo eso, sostenía que esa idea, el Bien, funcionaba como si fuera un generador, conseguía que cada cosa fuera lo que tenía que ser y no otra cosa. Un cuadrado es un cuadrado y no un triángulo, yo soy yo y no soy vos y así con todo. Y si bien, en algún momento de la vida, Platón se dio cuenta que había algo que no funcionaba del todo bien en su razonamiento, le dio mucha pena destruir su castillo de naipes y siguió enseñando sus teorías bastante feliz y contento a todos sus alumnos, entre ellos Aristóteles... pero eso es materia de otro cuento que no viene a cuento.


Y colorín colorado esta historia se ha terminado.



Che, parece que en una lectura no neoplatónica de Platón el Fedón es re importante, me enteré el lunes haciendo tiempo en la librería Yenny. No tengo detalles todavía.

Comentarios

submarino dijo…
impresionate lo suyo, para utotías de Platón: Republica, donde tenía que haber un número exacto de habitantes.

a Aristóteles, los que hemos estudiado con los jesuitas lo conocemos como si fuera de la famillia.

entre Platón y Aristótles, me quedo con Pitágoras.

PD la frase que me dejó en el post anterior me encantó.
zorgin dijo…
Ah!...yo pensaba que el mundo de las cosas que no cambian era el canal "retro"...
ahora, le digo otra cosa, estos tipos tan tan capos no eran si tenían que explicar todo lo que decían...
Perfilbajo dijo…
Esto del mundo de los filósofos es todo un puterío fantástico. Hace 2500 años que no son capaces de ponerse de acuerdo para que los vivientes tengamos ordenadas en un vademecun las verdades de la vida.
Viven discutiendo por pelotudeces como lo demuestra Aristóteles que era el discípulo predilecto de Platón, y que se emboló cuando este se murió porque dejó al frente del negocio -La Academia- a un sobrino suyo.
Aristóteles se fue a viajar un tiempito y abrió otro boliche para hacerle la competencia a los seguidores de Platón. Me empelotan los pibes susceptibles.
¡Burundi conducción!
Dosto dijo…
El hombre estiró su mano mugrienta y agrietada por el viento y los trabajos forzados. Así la dejó por varios minutos hasta que cayeron en ella dos monedas.
Cerró su puño, hizo un ademán de saludo con su sombrero y sin levantar la vista del piso dijo:
"no busques mayor felicidad que la de vivir este minuto. No te aferres a un pasado que nunca será presente, no levantes demasiado la vista hacia el futuro porque no veras la flor y el agujero del presente. No preguntes por los griegos porque están pensando en un lugar Profano..."
Alex dijo…
Submarino, sep, demasiado calculadito. Y a Platón le encantaban los pitagóricos, ojo al piojo, en la Academia no podían entrar los que no supieran matemáticas dicen que decía el cartel :)
Me alegra que la frase te gustara.

Zorgin, jajajajajajaja, totalmente de acuerdo.
Lea a Kant y después me dice. Los niveles de complicación son astronómicos, los griegos eran bbs de pecho.

Perfilbajo, aguante Burundi!!!!!!!!!!! :D

Dosto, mierda, qué reflexión!!!!!!!! Me encantó :)
Fer dijo…
Alex,
« Ahí se quedó, chocho Platón con su mundo de ideas perfectamente perfectas, regidas todas ellas por la más perfectísima de todas, la idea del bien. »

Che ¿vos sos discípula de Lord Farquaad?
Amperio dijo…
Desde el platonismo puro, compañera, la cuestión de la bondad, entendida como capacidad íntegra para ejecutar alguna cosa, compañera ¿se puede aplicar a las interpretaciones de Los Palmeras? Quiero entender el éxito del "Bombón Asesino"
Alex dijo…
Amperio, te juro que yo también quiero saber eso, habría que preguntarle al Escribano. Pero me arriesgo y desde esa perspectiva estrictamente platónica creo que definitivamente pasa por ahí, sino no tiene sentido. Habría que preguntarle a Cuti también.

Fer, jajajaja, mientras Shrek se tiraba cuescos
Kukilin dijo…
Lo que ahora nos parecen pelotudeces, en aquellos tiempos estos matetes, les sacarían humo del cerebro a estos pobres mortales, para el poco conocimiento que había, estos hombres serían más que sabios.
uf, odio hablar del pasado...
Alex dijo…
Kukilin, eran unos capos totales, miles de años después seguimos hablando de lo mismo!
Gabu dijo…
ALEX,sabe que yo creo que PLATON se equivocó al creer que las ideas son imitaciones,creo que omitió considerar la mutación de esas ideas,pero para ese entonces era too much!

P.D.:La verdad es que hoy en día con todas esas teorías también se hubiera cagado de hambre,eh?!

ALEX,si quiere devanarse los sesos,lea EL FEDON DE PLATON,le resumo que la historieta gira alrededor(valga la redundancia),en la KÁTHARSIS...

Ufffff,me agoté!
BESAZOP
Alex dijo…
hola Gabu, la verdad que esto era el cuento que creo que el profe pretendía para el parcial y como no me salió lo escribí acá, no tiene más pretensiones que saber si podía hacerlo tipo cuentito, en realidad Platón no me gusta. Aunque los diálogos que leí me gustaron como cosa literaria, pero hace mucho ya de eso.
Gabu dijo…
Le pidieron esto tipo cuentito?
Mire...Qué avanzada esta la cosa!
A nosotros en la PICHON RIVIERE,nos incitaban a asimilarlo de maneras muy locas!
(así quedé!)jajajajaja

P.D.:Mi dramón particular pasa por dejarme atrapar(que novedad,no?) por estos planteos,OCVIO que después la salida del laberinto se complica...Por suerte siempre hay un filósofo a mano para dejarse guiar...jajajajjaj

MAS BESOP!
Alex dijo…
sos piscóloga social Gabu????
Dejarse atrapar por estas cosas es bárbaro cuando estás pelotudeando hasta la madrugada con un grupete de amigos y te ponés a hacer chistes. Dedicate a hacer piruetas con tu Gordo que es más divertido :D
submarino dijo…
con Kant si que lo tenemos más difícil y con Descartes demasiado fácil.

si pudiera elegir me quedo Nietzsche, Kierkegaard y Sartre.

Gabu: en que escuela de Pichon Riviere estudió?
Alex dijo…
Submarino Kant me da miedito!!!! pero pienso lo de los juicios sintetéticos a priori desde el deja vu como me dijo esposo y me cuesta menos, por eso de que esos a priori son el tiempo y el espacio y para mí tiene un poco más de sentido que lo de Platón, pero así y todo, me corre un escalofrío por la espalda, me corre!!!
Nietszche me encanta :)
a la pipetuá,que nivel filosófico che!!!!ejemmm....aha..mmm..aha(cuando leí los comentarios)
como te dije ayer,me encantó el cuentito,y cada entrega superó a la anterior.
estoy terminando un cuento dedicado a vos por lo que charlamos ayer en casa,hoy lo presento en el taller y mañana si puedo lo "subo"(epaaaaaa)a siete pecados.besos y talcualmenteeeee nos vemos mañana en la facu.
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Alex dijo…
la otra parte, naaaaaaaaaah, me hago la que sé, pero nada más :)
leí algunas cosas pero nada que se pueda desarrollar de manera sistemática o formal. O sea si Burundi me dice contame que dice Nietszche en la genealogía de la moral, se me cae la mandíbula, tendría que repasar.

espero ansiosa el cuento :)
zorgin dijo…
la cancion de la marielena Walsh decía "el brujito de bulubú" o de "burundí"?
Alex dijo…
no se haga Zorgin que usted la tiene re clara
Todo muy lindo, Usted es Usted, Yo soy yo, a la sardillas hay que borrarlas del mapa... pero para que Uno sea uno y el otro otro... ¿cuántos tenemos que estar de acuerdo?... ¿Hasta dónde yo sigo siendo desde cierto punto el que fui al nacer?... ¿Qué seré?.
Sí, Platón sentó las bases de los principios de los ideales y de aspirar a la excelencia... lo que no dijo (esto es lo que l ohace sabio posta) fue avivar a los giles a qué hacer cuando se falla o fracasa en el intento.
Y escribió también La República del cual leí hasta poco menos de la mitad hace unos años.
Dicen que Tomás Moro se inspiró en la obra del filósofo para escribir su Utopía.
Pero al verdad que de eso, Platón nunca se enteró.

besotes, Alex.
vic dijo…
y me quedé en esta parte "mientras Shrek se tiraba cuescos"... y me divertí un rato imaginando a Platón o a Kierkegaard en la olla con barro haciendo burbujas (tras que la imagen que conocemos de Platón de piedra)
che, qué profundo mi comentario
Gabu dijo…
Hay ALEX,sorryp!Me colgué y no volví a responderle...(que raro yo!)jajajajaja
La real realidad es que no la terminé,tengo pendientes cosillas...
Le cuento ALEX que por ahora sólo soy profesora de caligrafía(no ejerzo!),perita calígrafa(tampoco ejerzo!),y además soy maestra integradora,acá si ejerzo pero encima AD-HONOREM!jajajajaja(todo al revés!por dió'),OCVIO no vivo de esto soy secretaria con sueldo porque sino tendría que hacer fotosíntesis!jajajajajaj


SUBMA,en la mejor!En la original!La que esta en 24 de Noviembre y Carlos Calvo...
Y coincido FRIEDRICH es un capo!
Ojo que GEORG también es un grosso,eh?!

BESHOSSSSSSSSSS
Alex dijo…
Enemn, la experiencia me lo dice, al menos a mí. Y las ardillitas siempre van a estar, aunque más no sea su idea para molestarte desde allá ;)

Vic, jajajajaja, me imaginé una estatua pedorrera y me morí.

Gabu, no tuviste ganas de terminarla????
Bueh, mirá no sigas coleccionando títulos, ahora te digo lo de ser perito caligráfico es re emocionante, cómo es que no ejercés?
DudaDesnuda dijo…
Espero te sirva, a mi me pareció muy, muy, muy interesante.

"Fue Platón, creo, el primero en distinguir el simulacro de su modelo, como una forma de separar también la esencia de sus apariencias. Ante una imagen que parecía proyectarse en otra, y en otra más, a Platón le interesaba discriminar cuál era la imagen original, la Idea, y en qué podrían diferenciarse las copias y los simulacros de esa idea. Es entonces cuando establece una línea divisoria que ilumina todo el conjunto: las copias se acercan a la Idea original por todo lo que unas y otra tienen de semejanza, en tanto que el simulacro se construye sobre la disimilitud, implica una perversión, un desvío que lo modifica todo. Platón define el simulacro como una pretensión de copia, una copia de la copia, y sugiere que los simulacros deben mantenerse encadenados en lo profundo, donde no puedan alcanzarlos los significados, porque es preciso impedir que asciendan a la superficie y se irradien por todas partes, como una enfermedad.
A partir de Leibniz y de Hegel, pero sobre todo de Leibniz, el problema de lo Mismo y lo Semejante o, yendo más lejos, de la Cosa en Sí y de su Representación, los postulados platónicos empiezan a pensarse de otra manera. Dos de las reflexiones que sale de ahí son las que más interesan: una supone que sólo aquello que se parece, difiere; es decir, la imagen que se parece a otra imagen no es idéntica y, por lo tanto, lo que se debe investigar es ese intersticio de desigualdad, el punto donde lo que es deja de ser. La otra reflexión es más misteriosa: sólo las diferencias se parecen. Lo que tal vez quiere decir que las cosas se unen o se hermanan por ese punto de excentricidad que las aparta del centro, porque empiezan a ser allí donde podría suponerse que están dejando de ser. (Ficciones Verdaderas – Tomás Eloy Martínez)
DudaDesnuda dijo…
Carajomierda! Me olvidé los besos...

Besos sin simulacro.
Alex dijo…
Duda, te olvidaste la parte más importante!!!!
Me pareció fantástico ese texto, honestamente no sé nada como para decirte si es así o no lo del simulacro en Platón, esa palabra no la recuerdo en nada de lo que leí ya sea de los textos de la cursada como de los que tenía en casa,(lo de la cosa en sí es de Kant) pero es una lectura fascinante esta que hace Eloy Martínez.
besotes negri, cómo tas????
Gabu dijo…
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Gabu dijo…
ALEX,ganas no me faltaron...Es que me quemé la cabeza con boludeces y me quedé pernoctando en una nebulosa interna llena de pedos y caramelos,me entiende?jajajajajaja

P.D.:Lo de perita no lo ejerzo porque para hacer pericias pedorras llenas de pérdida de tiempo,la verdad es que mejor me quedo pelotudeando con mi blog mediocre,vió?
Si lo quiero hacer posta posta,tengo una palanca pero NI EN PEDO recurro al acomodo!
(como se ve que no me cago de hambre no?esto pensaría PLATON,OCVIO!)jajajajaajajaj

BESOPPPPPPPPP;)
Alex dijo…
Gabu, estaba convencida de que te había contestado, perdón!!!!!
Che, tu blog no es mediocre es como vos intenso!

Entradas más populares de este blog

Tempora tempore tempera -Aprovecha el tiempo oportunamente-

Es como cuando viste el borde del mundo. Esa sensación de infinito, de pequeñez (propia) y de inmensidad (del mundo). El mundo es todo eso ahí, lo que no abarcás con los brazos, lo que escapa a la mirada, lo que fue, lo que es, lo que será futuro a partir de este instante y este instante y esta instante... Tiempo, fugaz, eternidad que dura un parpadeo pero te marca para siempre. Si tenés suerte. Sino es como el perro de pelea que no suelta hasta que lo que tiene en la boca no de ja de moverse. Así que claro, pequeño muy pequeño para que el perro no te encuentre.

Cosas que te vuelven de golpe. Flashes cegadores de memoria en carne viva. Cerrás los ojos y te tapás la cara con el brazo en un vano intento de protegerte del resplandor. Porque es adentro. Te pasa adentro y querés huir. Más adentro no, más adentro es la médula y ahí duele como mil demonios sanguinarios. Entonces, decís, afuera. Afuera, ese lugar lleno de Otros que justo hoy son tan amenazantes, presencias que te aluden -y vos…

Toda una definición

Cuando yo uso una palabra --insistió Humpty Dumpty con un tono de voz más bien desdeñoso-- quiere decir lo que yo quiero que diga..., ni más ni menos.
--La cuestión --insistió Alicia-- es si se puede hacer que las palabras signifiquen tantas cosas diferentes.
--La cuestión --zanjó Humpty Dumpty-- es saber quién es el que manda.

Sakura - Las flores del cerezo-

Sakura es la flor del cerezo. Y su florecimiento se festeja con una celebración llamada Hanami. En esa fiesta las familias, los amigos se reúnen para observar la belleza de las flores y hacen pic-nics bajo su sombra blanca y rosada.

La flor del cerezo simboliza la fugacidad, su bellos capullos se abren de un día para otro y su fragilidad es tal que nada garantiza que permanezcan el tiempo suficiente como para que puedas darte el lujo de decir "mañana voy". El viento o una repentina lluvia pueden llevarse a estas delicadas sakuras y aunque la lluvia de pétalos sea, también, un espectáculo digno de verse, dicen que no es lo mismo.

¿Tengo que aclarar que fui a ver Las flores del cerezo?

Bella. De una belleza extraña, de una intimidad que te hace mirar hacia adentro y preguntarte ¿quién soy? ¿soy feliz? y cosas por el estilo. No son preguntas agradables cuando no tenés respuestas rápidas... o ganas de enfrentar la respuesta. Hacia el final de la película, le pregunto a mi amiga El…