Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de junio, 2007

Tequila y sal

Esto debería estar pegado en el espejo de tu baño donde lo puedas leer todos los días. Tal vez no lo sepas, pero es 100 % verdad.
1 Hay al menos 2 personas en este mundo que se morirían por vos
2 Al menos 15 personas en este mundo te quieren de alguna forma.
3 La única razón por la que alguien te odiaría es porque quiere ser como vos.
4 Una sonrisa tuya le trae felicidad a todos, hasta a los que no les caes bien.
5 Todas las noches, alguien piensa en vos antes de irse a dormir
6 Sos el mundo para alguien.
7 Sos una persona especial y única
8 Alguien que vos no sabés que existe, te ama.
9 Cuando cometes un error muy grande, algo bueno sale de eso
10 Cuando pienses que el mundo se ha vuelto contra vos, míralo de otra manera.
11 Siempre acuérdate de los cumplidos que recibas. Olvida los comentarios ofensivos
Y siempre recuerda, que cuando la vida te traiga limones, pide tequila y sal y llámame

Y sí, no tengo ganas de escribir así que subí algo que me mandaron por correo

Definiciones importantes

Cuando se está en estados de ánimo como el mío, con dolores cercanos y definitivos, y se quiere y se necesita salir de esa melancolía, no hay nada mejor que conectarse a la vida, a la que deambula a nuestro alrededor, la que palpita en lo cotidiano, la que te da rabia, la que te da risa, la que te conmueve: desde la puteada por el sorete del perro en la vereda y que el guacho del dueño no levanta hasta el soberbio festejo por haber ganado un campeonato ( y acá Gabu me lincha, pero te juro que no estoy felicitando a Boquita ni a sus seguidores).
No tuve que ir muy lejos para lograrlo, a un click de distancia, todos ustedes y en mi casa, mi gente.
Acá les dejo ejemplos concretos que tiene que ver con mi niña, el eje del universo, al menos del mío.

Cachete: dícese de la palabra que puede usarse en varios sentidos aún sin descubrir y que emplea indistintamente mi hija para significar una cosa o lo contrario de la cosa, pero como se trata de un ser puro, dulce y buena onda entiendo que lo que…

Palabras más o menos

¿Cómo se hace una transición? ¿Cómo se va de acá hasta allá, después de haber pasado por allí?
Tal vez un puente. Tal vez el milagro del día que derramó instantes. Concretos, eternos, luminosos, exactos, preciosos.
Tal vez cruce en el sonido de un arpegio. O en la palabra encontrada al azar en un diccionario.
Me armo y desarmo en las palabras. Me encuentro y desencuentro en sus múltiples sentidos. Me revelan, me envuelven, me ofrecen, me lastiman, me salvan, me elevan, me sostienen, me abandonan. Resisto en las palabras. Amo con cada letra. Desisto, insisto, clepsidra, astrolabio, peregrina, zoco, odisea y verdemar. Encontradasbuscadasporquesí soy en ellas y ellas en mí se dicen, se marean, se atascan, se pierden, algún día se glorificarán o no.
Magia inconstante. Veleidosa manera de habitar. Inesperada calma que me acuna en un susurro que no siempre tiene que ver con su retrato. Sinsentido inquebrantable, significante que me excede, se escapa, se escurre tras la niebla.
Cierro la mirada y…

Una estrella para cada uno

Encuentren la suya

A veces necesito despedirme de la gente y necesito hacerlo así, con palabras. Y con palabras deshacer el dolor, anestesia momentánea hasta que la sangre encuentre su latido.

Sofi se fue. Tenía cuatro años y para tener eso cuatro años luchó y sufrió. Porque Sofi nació muriéndose. Pero además a Sofi la abandonaron en la puerta de una iglesia. Y paradójicamente ese abandono fue lo mejor que le pasó en la vida, así fue como conoció a sus padres adoptivos.
Si Sofi hubiera vivido no habría tenido nunca una vida normal, nunca hubiera podido subir a un tobogán, leer un libro de aventuras, dar el primer beso, soplar las velitas. Sofi sonreía y los ojitos azules brillaban y en ese brillo daba lo que podía y cada quien lo recibía si podía.

Sofi pasó su vida mitad en su casa y mitad en la clínica. Ayer Sofi murió. Y hoy fui a acompañar a sus padres y nada me preparó para ver su cuerpito en un cajón y su muñequita al lado. Los chicos no deberían morirse. Los chicos no tienen que pasar hambre, ni penu…

Desconcierto

A veces me ordeno, pero es un orden aparente. Miro lo que hay, estoy segura de lo que sobra, tiro alguna que otra cosa vieja, intento hacer lugar. Lugar para lo nuevo. Pero no. Porque ese espacio es de pronto ocupado por lo que estaba bien escondido en algún rincón oscuro y solitario de... ¿la mente? ¿el corazón? ¿las emociones? ¿los sentidos? ¿los pensamientos?
Estoy desbordada, corrida de mis propios límites, asustada. Lloro. Para adentro y también con lágrimas. Es como si tuviera mil espejos frente a mí y cada uno me repite hasta el infinito y en los reflejos hay reflejos y máscaras, yo y no yo. Ruleta rusa y tulipanes. Extremos. Odios que son amores. Amores cuestionados. Vueltas y revueltas.
Tantas veces dije de mí que soy la daga y la herida al mismo tiempo que ya es un ritual, una especie de justificación inmovilizante.
Hoy más que nunca mi certeza es no sé.
Y no sé no me gusta. No sé me hace infeliz. No sé no me funciona como a otras personas, a mí me cierra puertas y ventanas. Nec…

Ocho cosas de mí

La Turkish me puso en este brete y acá estoy.
La cosa es así:
1. Cada jugador cuenta con 8 cosas de sí mismo
2. Además de las 8 cosas tiene que escribir en su blog las reglas.
3. Por último tiene que seleccionar a otras 8 personas y escribir sus nombres/blog.
4. Por supuesto, no hay que olvidar dejarles un comentario - que han sido seleccionadas para este juego - y leer tu blog.

Yo no voy a elegir a nadie, el que lo quiera hacer lo hace y listo!

1. Cuando me pinta la melancolía no soy muy tratable, porque estoy triste o irritable o las dos cosas a la vez. El fin de semana pasado por ejemplo, me la pasé llorando, leía unos apuntes de una materia para un TP y había muchos ejemplos, algunos de los cuales me reflejaron de una manera impresionante y como si fuera poco a Zorgin se le dio por cerrar la cantina.
2. Cuando está esposo duermo desnuda aunque haga muchísimo frío porque él es un hornito. Pero cuando no está, me pongo medias, remera, pantalón y quince frazadas. No sé por qué soy tan friole…

Tristeza

Desde ayer que estoy triste. Sin mediar explicación alguna Zorgin cerró la cantina.
De los blogs que tengo linkeados, algunos son muy, muy especiales para mí y el de Zorgin era uno de ellos. Recibí algunos mails, porque, obvio, no soy la única que se sentía "como en casa" allí.
La cantina llegó a ser como mi living, un lugar donde podía andar en pantuflas y con el rimmel corrido si quería, tal el nivel de intimidad y comodidad que se generó entre los habitués del lugar.
Voy a extrañar el viaje en globo, las charlas, las preguntas, las respuestas, el nacimiento de las leyendas (brujas, pinguinos, las crónicas de Dosto), el final del viaje, la pizarra, los menúes, a Paco, las historias, al cantinero...
Este no sería mi blog si no despido a Zorgin, espero que siga dando vuelta en los comments y que algún día vuelva a abrir la cantina.