lunes, 18 de diciembre de 2006

A veces

A veces nuestras peores pesadillas se convierten en realidad.
A veces nuestros miedos nos dejan un nudo de angustia que no podemos resolver.
Ayer la soledad cobró verdadera dimensión cuando el terror me obligó a imaginar un futuro sin vos.
Sin verdaderos motivos, porque estabas bien. Porque lo que te pasó fue algo que te pudo haber pasado acá y no fue grave sólo fue dolor, agudo y paralizante, pero nada que no tuviera solución como de hecho quedó comprobado.
Pero nos separaban 600 kilómetros, estábamos a una vida de distancia. Vos estabas sufriendo y yo acá sin saber nada hasta que me enteré por un mensaje en el contestador.
Después de hablar con el médico, digamos que una parte de mí se calmó, la racional, la que puede funcionar para resolver y hacerse cargo, la que encontró risas y anécdotas para compartir con una amiga que también tiene lo suyo.
La otra parte de mí, la que no pudo salvar la distancia con sólo el deseo, ésa, lloró toda la noche, se acusó de mil cosas, y fue incapaz de sentir otra cosa que dolor y rabia. Y miedo mucho miedo.
Quiero que sepas que aunque yo, muy en lo profundo de mí sepa, que pase lo que pase voy a seguir porque tengo una responsabilidad y otro amor que me necesita, siento con total y absoluta certeza, que sin vos mi vida es media vida. Que sin vos las sonrisas las voy a tener que inventar con esfuerzo, que una parte de mí se va a secar irremediablemente.
Y si otra vez me volvés a hacer algo así te voy a matar, no le voy a dar tiempo a la parca porque sos mío y yo dispongo.
Prometeme que nunca.

(Gracias Vero, mi amiga del alma, la hermana que elegí, porque sin vos no sé qué hubiera hecho. No me va alcanzar la vida para devolverte la cantidad de cosas que me das. Una vez te dije que que sos la madre que elegí para mi hija, que ése es el significado que la palabra madrina tiene para mí. Gracias, negrita, por estar siempre, vos y ese divino que es tu esposo y al que también quiero con el alma y no en vano él también es el padrino de Zoe)

15 comentarios:

Dracula con Tacones dijo...

Y por suerte no fue nada... pero es terrible como estas cosas te hacen notar la magnitud del cariño...

Te mando un beso!

Caracol dijo...

Que Chucho, Manucho !!!
Por suerte no fué nada.
Por suerte sirve pa'reforzar.
Por suerte.

Alex dijo...

Un susto que no quiero volver a sentir nunca

vic dijo...

qué vínculos hermosos que se ven y se leen!
una pena que sea a través de la historia de un susto. pero lo importante queda (y que se lo prometan :) )
un beso enorme.

Mau dijo...

Alex, qué pasó, espero que estén bien!! Yo siempre dije que no conocía lo que era el miedo hasta que tuve mi esposo y mi hija! y es así nomás.
No estoy de vuelta aún, pero está toodo mas que bien, un poco complicada, sin internet y con mucho laburo.
Te mando un beso, gracias por pasar por mi blog y cuidarlo!!

microcosmos dijo...

seh, mau, no conoces tanto miedo hasta que.. en fin, me identifica eso.
alex, un beso enorme. que te acompañe la calma, que se esfume la angustia.

Dosto dijo...

Alex, que suerte que no pasó nada grave, pero es verdad que la sensación fea te queda por un tiempo y te hace pensar que sin el otro todo sería mucho mas jodido y tambien nos aviva así como con un cachetazo de que la vida es de lo mas esfímera. NO quiero que suene trágico todo esto sino que puedas disfrutar de todo lo que se dan mutuamente. Me hizo emocionar tu relato.
Besotes.

Cecilia dijo...

Alex: entiendo que ya pasó y que está todo bien.
Lo que escribiste (lástima que se trata de una vivencia) es muy emotivo.

Muestra un amor de aquellos...¡QUE LINDO!!!!

Y parte de la semana de agradecimientos en mi blog tiene y va a tener que ver con estas cosas, con lo que estoy pasando desde hace un año.Con haber tomado conciencia. Las fiestas este año tienen para mi otro sentido.

Será una cuestión de fe, tengo muy claro que aquí,en el mundo aunque nos cueste aceptarlo, entenderlo, estamos de paso. Entonces, mientras uno está junto a los otros, tiene que festejarlo con todo, tirar la casa por la ventana, abrazarse y besarse con los que ama. Porque esto es la vida:un camino de un amor en continuado, con estaciones donde unos suben y otros se bajan y gracias a Dios, ese camino de amor en continuado es de mucho tiempo.
No sé si llego a hacerme entender con lo que digo.Igual habrá post sobre esto. La idea es que tenemos que festejar el amor con los que amamos. El hecho de que estén y de que los amemos son sobradas razones para hacerlo.

Un beso enorme, Alex. Y gracias por vos, por las cosas lindas que compartis con nosotros.

dudadesnuda dijo...

Cuando vuelva recontracagalo a mimos.

Besos sin sustos.

zorgin dijo...

Por suerte fue solo un susto, sé lo feo que es, pero bueno, Ud tantee, si tuvo algo de culpa lo recaga a patadas y sino hagale caso a Duda..., y diviértase!

Alex dijo...

A TODOS MIL GRACIAS. NUNCA PENSÉ, CUANDO EMPECÉ A BLOGUEAR QUE ME IBA A ENCONTRAR CON SEMEJANTE CALIDAD DE GENTE.
BESOS

chirusa dijo...

ufff negrita como te entiendo!
que feo eso, trasca estar lejos...
pero afurtunadamente tenés esa "hermana elegida" que banca a full
ABRAZO ENORME!

Alex dijo...

Gracias Chiru, lo sentí acá, mirá
:)

laonza dijo...

Alex... me ha tocado muy profundo... por que sé exactamente que sentiste y es horroroso, gracias a dios tenemos angeles terrestres y divinos pululando a nuestro alrededor ypara darnos una manita.
que bueno que se quedó en eso un gran susto.
ahhh y ahora me voy a hacer la receta del pavo tal cual!!!!!
besos

Alex dijo...

:)