Ir al contenido principal

M&M


No son los confites, son las iniciales de las dos maestras de Zoe. Una de salita de dos y otra de salita de tres.
Las dos, ángeles preciosos, que se ocuparon de mi niña con paciencia y un amor indecible.
Las dos me bancaron, mis dudas, mis temores, mis preocupaciones y la segunda, sobre todo, mis broncas.
El tema de la elección del colegio de mi hija me desveló desde el momento en que quedé embarazada. Empecé la búsqueda cuando Zoe era un renacuajito.
Finalmente lo encontré, me encantaron los objetivos del colegio y al año y medio de la niña, allí partí a reservarle una vacante.
Cuando llegué, me di cuenta que es un colegio católico. Yo quería uno laico. Pero, bueh, me dije que no es preocupante, en definitiva soy católica y creo en Dios, a mí manera y me dije que yo puedo contrarrestar cualquier cosa que le quieran inculcar de manera dogmática porque quiero que mi hija sea una librepensadora. Ser librepensadora no es sinónimo de atea. Y, en definitiva, cuando tenga los medios para, ella podrá decidir si quiere o no creer y cómo.
Lo importante es la calidad humana de quienes tienen en sus manos la educación formal de un chico a lo largo de 16 años.
Y salvo la psicopedagoga, que es una soberana pelotuda que no puede emitir una opinión coherente ni de un desfile de modas, todo bien.
En ese bien, mis M&M.
Respeto profundamente la tarea que decidieron llevar adelante, porque es de una responsabilidad absoluta y si no la emprendés con dedicación y amor te equivocaste de carrera. No se jode con los chicos. No hay que permitirlo.
Y ellas se lo toman en serio y con una sonrisa. Contenedoras, amigables, risueñas, receptivas, amorosas, juguetonas, respetuosas de los tiempos, se pusieron la camiseta de Zoe.
Y estoy contenta porque una de las M pasó a la sala de 4. Una preocupación menos para mí. Y a la otra la seguiré viendo.
Las quiero a las dos y a las dos les estoy profundamente agradecida. Ya lo saben, pero quería reforzar la idea.

Comentarios

chirusa dijo…
los colegios son en gran parte, el equipo de conducción que tengan, y seguramente el colegio que encontraste además de las M & M tienen un buen respaldo detrás.
De todas formas, es bueno sentirse satisfecho con eso, uno entrega nada menos que un hijo y espera un desempeño de lo más idoneo.
Brindemos por eso entonces!
:)
Alex dijo…
Chiru, brindemos, cualquier excusa es buena, ;)
Es todo un tema el cole para mí. Veremos
chirusa dijo…
es que es EL tema, cuando el mayor empezó el cole donde el año que viene termina (comenzó en jardin)
era una de las mejores escuelas públicas de la zona, con un excelente puntaje en el ministerio, las maestras de diez... todo fue asi hasta 4 grado en que empezo el declive y pasé muchas horas yendo a la escuela por una cosa u otra... pasó que estaban cambiando la regencia, y todo era un viva la pepa, pense mucho en si cambiarlo o no, el concenso familar votó a favor de que se quede, pero no veo la hora que termine.
El peque casi seguro que no irá ahí, el jardín sigue siendo bueno pero por esfuerzo de las maestras y la dire... aun cuando la infraestructura se vino a pique, asi que ya ves como te comprendo
:)
Cecilia dijo…
Que lindo post!!!!!!

Siempre recuerdo el colegio donde empecé mi educación: María Auxiliadora. Como colegio salesiano y de monjas me enseñaron (y yo recepté, esto fue a los 6, 7 u 8 años, ya que a los 9 estaba en otra escuela porque nos mudamos) a amar. Nunca olvidaré que allí me enseñaron a recibir a la compañerita nueva y nos "peleábamos" por mostrarle la escuela. También las maestras nos ponían una banda de color si nos ponían un 10 o un excelente, eso no me lo acuerdo bien, pero la idea calculo que era estimular el estudio y premiar.

Cuando nos mudamos y empecé en otro colegio, también católico pero no salesiano, nadie me recibió y me tuve que "hacer de abajo" digamos, hacer amigos.
Tengo muy buenos recuerdos de ambos, pero fijate la importancia que tuvo el primero en mi vida.

Besoabrazo!
deapoco dijo…
decime la verdad, a vos te entregaron un premio y estas ensayando el discurso, no?
:)
Anónimo dijo…
La verdad que lo del colegio es una faena... pero es una suerte que tengas unas profes así....y como todos estamos como de brindis y cosas ¡brindemos por las maestras! nuestras aliadas para proteger y cuidar y educar a nuestros bichitos. Salud.
laonza
besos
Caracol dijo…
Alejandro Dumas dijo "algo está mal en la educación, llevamos niños buenos e inocentes y salen adultos"
Alex dijo…
Chiru, la verdad es que sí. Cuando estaba viendo si la dejaba en este colegio, también pensé en mandarla a una escuela pública, pero está tan desorganizada la educación pública que preferimos seguir con la privada. De acuerdo a como se desarrollen las cosas veremos si la cambiamos o no. Son muchos años para dejarlos en manos de cualquiera.

Ceci, qué lindos recuerdos tenés de tu escuela. Yo me acuerdo más de la secundaria, la pasé joya.

Dea, me parece que no considerarían apropiado un discurso que en el medio tilde a la psicopedagoga de soberana pelotuda, pero si vos creés, tal vez si regalo algo de Viditas...

laonza, brindemos por las maestras (otra que pavo al whisky, no she shi shegaremos shobrias al 24)
Alex dijo…
jajajaja Caracol, tal cual! Pero supongo que podré hacer algo para impedirlo!
microcosmos dijo…
suelo escuchar que dicen "el colegio es el segundo hogar".

hogar, hay uno sólo. pero que el cole sintonice con lo que quieres darle en tu rinconcito hogareño, es más que fundamental. sobre todo, cuando vean que el hogar es apenas un rinconcito del mundo; el principal, pero un rinconcito después de todo.

Entradas más populares de este blog

Tempora tempore tempera -Aprovecha el tiempo oportunamente-

Es como cuando viste el borde del mundo. Esa sensación de infinito, de pequeñez (propia) y de inmensidad (del mundo). El mundo es todo eso ahí, lo que no abarcás con los brazos, lo que escapa a la mirada, lo que fue, lo que es, lo que será futuro a partir de este instante y este instante y esta instante... Tiempo, fugaz, eternidad que dura un parpadeo pero te marca para siempre. Si tenés suerte. Sino es como el perro de pelea que no suelta hasta que lo que tiene en la boca no de ja de moverse. Así que claro, pequeño muy pequeño para que el perro no te encuentre.

Cosas que te vuelven de golpe. Flashes cegadores de memoria en carne viva. Cerrás los ojos y te tapás la cara con el brazo en un vano intento de protegerte del resplandor. Porque es adentro. Te pasa adentro y querés huir. Más adentro no, más adentro es la médula y ahí duele como mil demonios sanguinarios. Entonces, decís, afuera. Afuera, ese lugar lleno de Otros que justo hoy son tan amenazantes, presencias que te aluden -y vos…

Toda una definición

Cuando yo uso una palabra --insistió Humpty Dumpty con un tono de voz más bien desdeñoso-- quiere decir lo que yo quiero que diga..., ni más ni menos.
--La cuestión --insistió Alicia-- es si se puede hacer que las palabras signifiquen tantas cosas diferentes.
--La cuestión --zanjó Humpty Dumpty-- es saber quién es el que manda.

Un Platón lleno de ideas (final)

No crean que a Platón no lo complicaban estas cavilaciones, esto de crear una nueva filosofía tiene sus bemoles y si hubiera sospechado las repercusiones que iba a traer en los siglos que siguieron, uf! tal vez no escribía nada.


Quedamos en que había un mundo de cosas que cambian y que ése así como era no se podía conocer, se puede opinar nomás.


Tiene que haber otro mundo, decía Platón, más verdadero, un mundo en el que se pueda confiar, donde las cosas son como son siempre. Un mundo de cosas bellas, buenas, justas, perfectamente cuadradas, redondas, negras, blancas, iguales, etc., etc. Lo había encontrado, había encontrado aquello que es y que además de ser permanece así: siendo. Y lo llamó ideas. Y esas ideas, de las cuales las cosas del mundo cambiante son simples imitaciones, sí se pueden conocer porque lo que no cambia no te engaña y lo que no te engaña se puede conocer muy bien. De él tenemos esta frase "Conocer es recordar" porque creía, realmente estaba convencido de q…