Ir al contenido principal

Frase de calendario I

"Haz lo necesario para lograr tu más ardiente deseo, y acabarás lográndolo"

Ah, buenoooo! Pero qué bien, cómo no se me ocurrió antes.
Hace unos años tuve un deseo muy ardiente y para que se hiciera realidad tendría que haber eliminado a un ser humano, y cuando digo eliminado digo exactamente eso. Y no lo hice, habrá sido por una cuestión de moral? Educación? Maneras? No lo deseé lo suficiente?

Si lo necesario significa trasponer un límite ético, qué hacemos con nuestos deseos? Hasta dónde estamos dispuestos a llegar?

Sponsoreó esta reflexión Jaime

Comentarios

chirusa dijo…
seguro que la letra chica decía "mientras que tus deseos sean nobles..."
:D
deapoco dijo…
no croe en el placer de la venganza.
Alex dijo…
Chiru, vos sabés que nadie lee la letra chica... :P

Yo tampoco, Dea, yo tampoco, pero a veces me gustaría.
Gabriel dijo…
VOLVISTE! VOLVIMOS! jejeje
Bueno bueno bueno... feliz regreso amiga! :D

Creo que fue Sábato quien dijo que escribía sobre asesinatos porque no tenía el valor suficiente para cometerlos... pero que ganas no le faltaban, para nada.
Alex dijo…
Gaby, grapcias por la bienvenida!!!
Creo que todos tenemos instintos asesinos, debe ser una cuestión atávica. Pero siglos de barniz moral nos contienen...
Caracol dijo…
Che, no le echen la culpa a Jaime !!!

Lo que el hizo fue correcto, rescató a su amor de la encarnación del mal en la Tierra.
Creo que diferenciaría un "deseo" del amor.
Cuando leí el post pensaba en el amor, que supongo que justifica todo.
La traición, la locura, la muerte...no se justifican, pero las entiendo mas si el premio es el amor.

Pero un deseo puede ser algo mucho mas trivial, mas egoista, menos sublime.

Se entendio ?

Je, tienen razón, yo tampoco entendí un pomo. Ven que es mejor cuando escribo en joda ?

Aplaudo su vuelta. Me imagino que, por el tiempo que llevó, el gaucho le debe haber comprado un monitor lcd de 19, y una super compu, total es un poquitín de soja nomás.
DIEGO. dijo…
Más que sobre el asesinato mi comentario es sobre el deseo en sí. ¿Es uno el que tiene control sobre el deseo, o es el deseo el que tiene control sobre uno?
¿Se puede elegir lo que se desea?
Yo creo que no elijo lo que deseo. Por lo menos no concientemente.

Una abrazo.
Malenita dijo…
No se me ocurre qué decir al respecto de los deseos y los logros. Las casualidades, el contexto y las demás personas tienen también un papel importante en el desarrollo de los acontecimientos. No sé si los deseos de uno deben anteponerse a cualquier cosa, creo que no. Son importantes los límites éticos, pero son tan finitas esas fronteras... y los deseos, tan intensos...
No tengo la cabeza muy clara hoy.
zorgin dijo…
hay deseos "serios" y triviales, mientras nos detenemos a definir si valen la pena, el tiempo transcurre y aparecen nuevos deseos...
pero su calendario y la vieja respuesta "practicando, practicando"..., en el fondo es lo mismo, no cree?
Cecilia dijo…
Yo creo que el amor traspasa límites siempre en favor del bien del otro. Yo soy una ilusa que sueña que los hombres pueden venir a reconquistarte y para lograrlo hacer cualquier cosa. Pero yo soy una ilusa ingenua, claro.

Un beso!!
Alex dijo…
Me pregunto por qué ligaron amor a deseo cuando para mí estaba tan clara en la frase la definición de deseo como algo que se quiere tener y que de momento no se posee.
Pero me encantó la cantidad de reflexiones que suscitó el post.
Besos a todos
Trisha dijo…
Pues si debiste eliminarlo pero no literalmente, seguro habia maneras mas sutiles.
Alex dijo…
Te parece, Trisha? te juro que había que eliminar a la persona en cuestión!
Caracol dijo…
Yo tengo la culpa.
Joderse, por lo menos fue con un tema serio y no con las huevadas de siempre !!!
Alex dijo…
Caracol, usted siempre marcando tendencia!

Entradas más populares de este blog

Tempora tempore tempera -Aprovecha el tiempo oportunamente-

Es como cuando viste el borde del mundo. Esa sensación de infinito, de pequeñez (propia) y de inmensidad (del mundo). El mundo es todo eso ahí, lo que no abarcás con los brazos, lo que escapa a la mirada, lo que fue, lo que es, lo que será futuro a partir de este instante y este instante y esta instante... Tiempo, fugaz, eternidad que dura un parpadeo pero te marca para siempre. Si tenés suerte. Sino es como el perro de pelea que no suelta hasta que lo que tiene en la boca no de ja de moverse. Así que claro, pequeño muy pequeño para que el perro no te encuentre.

Cosas que te vuelven de golpe. Flashes cegadores de memoria en carne viva. Cerrás los ojos y te tapás la cara con el brazo en un vano intento de protegerte del resplandor. Porque es adentro. Te pasa adentro y querés huir. Más adentro no, más adentro es la médula y ahí duele como mil demonios sanguinarios. Entonces, decís, afuera. Afuera, ese lugar lleno de Otros que justo hoy son tan amenazantes, presencias que te aluden -y vos…

Toda una definición

Cuando yo uso una palabra --insistió Humpty Dumpty con un tono de voz más bien desdeñoso-- quiere decir lo que yo quiero que diga..., ni más ni menos.
--La cuestión --insistió Alicia-- es si se puede hacer que las palabras signifiquen tantas cosas diferentes.
--La cuestión --zanjó Humpty Dumpty-- es saber quién es el que manda.

Sakura - Las flores del cerezo-

Sakura es la flor del cerezo. Y su florecimiento se festeja con una celebración llamada Hanami. En esa fiesta las familias, los amigos se reúnen para observar la belleza de las flores y hacen pic-nics bajo su sombra blanca y rosada.

La flor del cerezo simboliza la fugacidad, su bellos capullos se abren de un día para otro y su fragilidad es tal que nada garantiza que permanezcan el tiempo suficiente como para que puedas darte el lujo de decir "mañana voy". El viento o una repentina lluvia pueden llevarse a estas delicadas sakuras y aunque la lluvia de pétalos sea, también, un espectáculo digno de verse, dicen que no es lo mismo.

¿Tengo que aclarar que fui a ver Las flores del cerezo?

Bella. De una belleza extraña, de una intimidad que te hace mirar hacia adentro y preguntarte ¿quién soy? ¿soy feliz? y cosas por el estilo. No son preguntas agradables cuando no tenés respuestas rápidas... o ganas de enfrentar la respuesta. Hacia el final de la película, le pregunto a mi amiga El…