Ir al contenido principal

La mesa

Ya tengo los bordes gastados y lustrosos y unas cuantas manchas son parte de mi historia.
Creo que me eligen porque estoy bien ubicada, un poco apartada del resto invitando a la intimidad y confidencias.
No tengo una historia propia, en realidad, sino memoria de historias ajenas. Aquellas de las que fui testigo.
Tengo un don, puedo escuchar más allá de las palabras. Puedo ver las intenciones del corazón. Puedo sentir las verdades y las mentiras no dichas. Y puedo asegurar que las omisiones duelen. A lo largo de los años, he sido abonada con lágrimas y sonrisas. Y pude haber evitado tantas de unas como de otras, si al don de sentir realidades y farsas se le hubiera sumado el de poder susurrar en los corazones este conocimiento inevitable. Porque algunas sonrisas eran pasajeras como también algunas lágrimas.
Tengo un don que me hace sufrir.

Hoy no hay nadie sentado. Y si yo pudiera elegir a las personas que apoyan su existencia sobre mí, elegiría niños. Niños que me cuenten sus sueños de barrilete con sonrisas de chocolate. Niños llenos de deseos inmensos y con la infantil convicción de que se harán, todos ellos, irremediablemente, realidad.

Comentarios

Caracol dijo…
Realmente tremendo, genial.
Me encantó.
Alex dijo…
Le gustó? Gracias!!!!! A veces me gustaría que por un día los humanos no pudiéramos hablar y que las cosas, los perros, los gatos y hasta los fusiles sí. Qué nos dirían? Cuántos secretos contarían?
Besos
DudaDesnuda dijo…
Bueno, a mí me habló mi florero. Algo es algo.

Besos y sueños.
deapoco dijo…
y a mi me habla el portero.
también es algo.
zorgin dijo…
y escuché que a carlitos perciavalle le hablan los extraterrestres...
joder!
yo que la hacia en un amargo desencuentro, y Ud. que estaba jugando a la Alfonsina. Mire, debe advertir, sino será como Pedro y el lobo, y no le creeran ni nada, y despues se le comen la abuela...
Caracol dijo…
Tas loca ?
Te imaginas una cama hablando ?
Un inodoro ?
Un molinete de subte ?
Alex dijo…
Flor de cagaso si te hablara un inodoro!
A todos: gracias por las risas!
zorgin dijo…
en cuanto a la historia, que quiere que le diga, un montón entramos (vea los comentarios de la 1ª), y nos apenamos por la situación. Por ende, calificamos al fulanillo como un clásico sorete de los que piden un tiempo o "no sos vos, soy yo" etc. etc. y cuando vimos que no había sangre... llegaron los comentarios simpáticos.
Un clásico, vio?
Le felicito. Un abreso.
Alex dijo…
Chas gracias! Vengo de lo de Chirusa y entendí, quedaron todos pum para arriba! Y encima con lo que le respondí a Caracol, les abrí la puerta para salir a jugar!!
Abresos como dice usted.
Cecilia dijo…
Al margen: Leo los comentarios y me voy a lo de Chirusa.

Me encantó el post!!!!

Hay días en los que me dan ganas de ser mamá. Aclaro que primero lo primero: el amor, después vendrán los hijos.
Y hay días en los que me gustaría ser una niña de nuevo y no relacionarme con adultos, con los que se dicen adultos.

Me voy a releer los otros post!!

Besos!!!
chirusa dijo…
ARMOSO sueño el de la mesa...

(a mi me habla mi limonero, está mal?) :P
Malenita dijo…
Hermoso el post, y hermoso el blog (al que acabo de tener el gusto de conocer...) Un placer! Besos.
Caracol dijo…
Graciela Alfano le hablaba a sus macetas y tan mal no le fue, o si ?
Alex dijo…
Chiru: que te hable el limonero está perfecto. Si afinás la oreja podés escuchar a las hormigas?, maginate la repercusión!

Malenita: bienvenida, me gusta que te guste. Gracias! Tu blog me gustó mucho también.

Caracol: es verdad tan mal no le fue. Pero quiere que le diga algo, no me hubiera gustado para madre ni para hermana.
destino verde dijo…
la

v
i
d
a

es asi

saludos
Alex dijo…
Un honor tenerlo acá, Nuno!
Turca dijo…
La Alfano no era que hablaba con las tostadas???
Bueh... para el caso es lo mismo, no?
A mi me hablan mis hijos... y me alcanza y me sobra!!!!!!
Créanme!!!!!!!!!!!

(Bueno, a las plantas, confieso que un poquitín les charlo, especialmente a la lechuga, que le tengo que andar pidiendo disculpas porque me la morfo y no resiembro!)
Alex dijo…
jajajajajajajajajajajaja

Entradas más populares de este blog

Tempora tempore tempera -Aprovecha el tiempo oportunamente-

Es como cuando viste el borde del mundo. Esa sensación de infinito, de pequeñez (propia) y de inmensidad (del mundo). El mundo es todo eso ahí, lo que no abarcás con los brazos, lo que escapa a la mirada, lo que fue, lo que es, lo que será futuro a partir de este instante y este instante y esta instante... Tiempo, fugaz, eternidad que dura un parpadeo pero te marca para siempre. Si tenés suerte. Sino es como el perro de pelea que no suelta hasta que lo que tiene en la boca no de ja de moverse. Así que claro, pequeño muy pequeño para que el perro no te encuentre.

Cosas que te vuelven de golpe. Flashes cegadores de memoria en carne viva. Cerrás los ojos y te tapás la cara con el brazo en un vano intento de protegerte del resplandor. Porque es adentro. Te pasa adentro y querés huir. Más adentro no, más adentro es la médula y ahí duele como mil demonios sanguinarios. Entonces, decís, afuera. Afuera, ese lugar lleno de Otros que justo hoy son tan amenazantes, presencias que te aluden -y vos…

Toda una definición

Cuando yo uso una palabra --insistió Humpty Dumpty con un tono de voz más bien desdeñoso-- quiere decir lo que yo quiero que diga..., ni más ni menos.
--La cuestión --insistió Alicia-- es si se puede hacer que las palabras signifiquen tantas cosas diferentes.
--La cuestión --zanjó Humpty Dumpty-- es saber quién es el que manda.

Sakura - Las flores del cerezo-

Sakura es la flor del cerezo. Y su florecimiento se festeja con una celebración llamada Hanami. En esa fiesta las familias, los amigos se reúnen para observar la belleza de las flores y hacen pic-nics bajo su sombra blanca y rosada.

La flor del cerezo simboliza la fugacidad, su bellos capullos se abren de un día para otro y su fragilidad es tal que nada garantiza que permanezcan el tiempo suficiente como para que puedas darte el lujo de decir "mañana voy". El viento o una repentina lluvia pueden llevarse a estas delicadas sakuras y aunque la lluvia de pétalos sea, también, un espectáculo digno de verse, dicen que no es lo mismo.

¿Tengo que aclarar que fui a ver Las flores del cerezo?

Bella. De una belleza extraña, de una intimidad que te hace mirar hacia adentro y preguntarte ¿quién soy? ¿soy feliz? y cosas por el estilo. No son preguntas agradables cuando no tenés respuestas rápidas... o ganas de enfrentar la respuesta. Hacia el final de la película, le pregunto a mi amiga El…